Imputan a Marcos Peña y a Jorge Faurie por el envío de municiones a Bolivia

·2  min de lectura
Marcos Peña, jefe de Gabinete del gobierno de Macri en la Casa Rosada. USAR SOLO EN LA ENTREVISTA QUE SE PUBLICA EL 25/8
Hernán Zenteno

El fiscal en lo Penal Económico Claudio Navas Rial amplió la imputación por el envío de municiones a Bolivia durante el gobierno de Cambiemos, donde se investiga el delito de contrabando agravado de armas, al exjefe de Gabinete Marcos Peña, al excanciller Jorge Faurie y al exsecretario de Asuntos Estratégicos de la Nación Fulvio Pompeo .

La ampliación es consecuencia de los nuevos elementos presentados por la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, el ministro de Justicia, Martín Soria, y la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont.

En su nueva presentación, Frederic, Soria y Marcó del Pont señalaron la existencia de dos reuniones ocurridas el 12 de noviembre de 2019 en la Casa Rosada. En una, el expresidente Mauricio Macri se habría reunido en privado con Faurie, quien tras el encuentro habría suscripto una “sospechosa nota, hasta ahora desconocida”, mediante la cual solicitaba el envío de personal de la Gendarmería Nacional a Bolivia para defender la Embajada argentina, en ese entonces a cargo de Normando Álvarez García.

Asimismo, los denunciantes del Gobierno dijeron que hubo una segunda reunión, celebrada en el despacho de Peña, en la que estuvieron la exministra de Seguridad Patricia Bullrich y el exjefe de la Gendarmería Nacional Gerardo Otero y que allí se habría ordenado y organizado el envío del material bélico que fue entregado por las fuerzas nacionales a la Policía y la Fuerza Aérea bolivianas el 13 de noviembre de 2019.

Al intervenir tras la ampliación de la denuncia, el fiscal Navas Rial reseñó las nuevas pruebas remitidas por los denunciantes y extendió a Peña, Faurie y Pompeo la imputación formulada en la denuncia original del 16 de julio a Macri, Álvarez García, Bullrich, Otero, al exministro de Defensa Oscar Aguad y a los entonces directores de Logística y Operaciones de la Gendamería Rubén Carlos Yavorski y Carlos Miguel Recalde y en la posterior presentación del 23 de julio pasado al entonces comandante de aquella fuerza de seguridad Adolfo Héctor Caliba.

“Los elementos arrimados por los denunciantes en esta oportunidad permiten robustecer preliminarmente la hipótesis del caso originalmente trazada, a la vez que justifican dirigir la atención de la pesquisa a la conducta atribuida a los entonces jefe de Gabinete, Marcos Peña, al canciller, Jorge Faurie, y al secretario de Asuntos Estratégicos de la Nación, Fulvio Pompeo”, escribió el fiscal.

La denuncia del Gobierno se basa en las constancias de los registros de reuniones mantenidas por los funcionarios de las que por los días en que ocurrieron infieren que allí se trató el tema del envío de los proyectiles y los efectivos de Gendarmeria a Bolivia.

La causa es objeto de disputas de competencia aún no resueltas por la Cámara de Apelaciones en lo Penal Económico entre el juez Javier López Biscayart y su colega Alejandro Catania. Naval Rial es el fiscal en ambos expedientes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.