Imputan a exmiltar guatemalteco deportado por masacre de "Dos Erres" en 1982

·2  min de lectura

Ciudad de Guatemala, 22 jun (EFE).- Una jueza guatemalteca ligó a proceso judicial a José Mardoqueo Ortiz Morales por su presunta implicación en 1982 en la masacre del caso denominado "Dos Erres", durante el conflicto armado interno.

La imputación fue decidida por la jueza del Tribunal de Mayor Riesgo "A" del Organismo Judicial guatemalteco, Claudette Domínguez, por supuestos delitos de lesa humanidad cometidos por Ortiz Morales.

El acusado, exmilitar del Ejército de Guatemala, fue deportado el pasado 7 de mayo desde Estados Unidos, donde se encontraba desde 1988.

Ortiz Morales llegó a EEUU en dicho año y consiguió su nacionalidad en 1990. Sin embargo, fue investigado en 2017 por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos ante su posible implicación en violación a derechos humanos.

Las autoridades migratorias de Estados Unidos encontraron falsedades en su testimonio para obtener la nacionalidad y lo condenaron a 11 años de prisión, además de ordenar su deportación en 2019 hasta hacerse efectiva en 2021.

Con Ortiz Morales suman cinco los exmilitares deportados a Guatemala implicados en la masacre del caso denominado "Dos Erres" en 1982.

Según fallos en otros tribunales guatemaltecos, la matanza se registró cuando en 1982, un comando integrado por 40 kaibiles (fuerza de elite militar) llegó a Dos Erres, en el municipio de La Libertad, Petén (norte), en busca de 22 fusiles de asalto que les había robado la guerrilla unos meses atrás.

Entre el 4 y el 6 de diciembre de aquel, la comunidad fue custodiada por los kaibiles, que violaron a las mujeres y asesinaron a alrededor de 200 niños, hombres y ancianos, a quienes llevaron a un pozo en construcción para lanzarlos al fondo tras golpearlos en la cabeza con una maza.

La matanza de las "Dos Erres" es una de las 669 que quedaron documentadas en el informe "Memorias del Silencio", que elaboró la Comisión del Esclarecimiento Histórico (CEH) y que fue divulgado en 1999.

El conflicto armado que desangró Guatemala entre 1960 y 1996 dejó unas 250.000 víctimas entre muertos y desaparecidos, además de más de un millón de desplazados internos, con el 93 por ciento por los crímenes de guerra atribuidos al Ejército, según informes de organismos internacionales.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.