Impulsan ley para dar licencias de conducir a indocumentados en Pennsylvania

Agencia EFE
·3  min de lectura

Nueva York, 22 feb (EFE News).- El autor del proyecto de ley que otorgaría licencias de conducir a indocumentados en Pennsylvania, el representante Danilo Burgos, inicia este lunes una serie de reuniones con líderes en la legislatura estatal en busca de apoyo a la propuesta, que enfrenta un difícil camino con dominio republicano en ambos cuerpos.

Sin embargo Burgos, de origen dominicano, se muestra optimista. Hoy tiene prevista una reunión con el Comité de Transporte, que preside el republicano Tom Hennessey.

La medida será referida al Comité de Transporte el próximo mes para comenzar su andadura por el proceso legislativo, por lo que el representante ha iniciado su cruzada en favor de su proyecto, que permitiría que los indocumentados puedan conducir sin temor a ser detenidos y que eso les lleve a su deportación.

Lograr la aprobación de este comité es el primer obstáculo que enfrenta el proyecto de ley, que otorgaría el carné quienes estén pagando sus impuestos.

Burgos presentó su propuesta el año pasado pero no encontró el apoyo necesario. A principios de febrero retomó la iniciativa y confía en que el hecho de contar entre sus coautores con dos republicanos pueda llevar a Pennsylvania a unirse a otros estados que ya han dado este paso, entre ellos Nueva York, y Nueva Jersey comenzará el 1 de mayo a aceptar solicitudes.

"Estoy haciendo todo lo posible", afirmó a Efe Burgos, cuya agenda incluye además reuniones con los portavoces demócratas y republicanos para explicarles por qué Pennsylvania debería ser uno de los estados que acepten licencias de conducir para indocumentados.

"El Comité de Transporte es el primer obstáculo que la propuesta de ley enfrenta. La Cámara y el Senado son controlados por los republicanos, así que el segundo obstáculo es obtener el número de votos necesarios para poder mover la legislación", comentó.

También reconoce que hay demócratas que son conservadores pero aún no se han expresado sobre su legislación en favor de los indocumentados, muchos de ellos trabajadores de primera línea.

Recordó que necesita 102 votos en la Cámara y 51 en el Senado para lograr el visto bueno y pase para la firma del gobernador.

Como ha ocurrido en el debate en otros estados, los que se oponen argumentan que si una persona no está autorizada a estar en el país por qué debería otorgársele un permiso para conducir.

A finales del año pasado un proyecto similar llegó al pleno del Senado en Mssachusetts, pero no fue votado.

Los que apoyan la iniciativa en Pennsylvania se han unido en la coalición Driving PA Forward en un intento por evitar que la medida quede estancada en el proceso legislativo.

Antes de 2002, los residentes de Pennsylvania podían obtener licencia de conducir legalmente con un Número de Identificación de Impuestos o ITIN, emitido por autoridades federales para pagar impuestos a quienes no tienen un número de seguro social. En 2009, el Departamento de Transporte lo canceló.

Se estima que hay de150.00 a 200.000 indocumentados en ese estado, que se estima aportan 139 millones en impuestos estatales anualmente, según datos de la página de Movement of Immigrant Leaders in Pennsylvania (MILPA), que son parte de la coalición.

(c) Agencia EFE