Impugnan suspensión de proceso contra agente involucrado en asesinato

·2  min de lectura

CULIACÁN, Sin., febrero 7 (EL UNIVERSAL).- Activistas y colectivos feministas impugnaron que una Juez de Control, declaró a petición de la Fiscalía General del Estado, procedente el sobreseimiento del delito de encubrimiento a Carlos Alberto "N", acusado de manipular la escena, donde fueron asesinadas por Policías estatales, las primas Andrea Candelaria "N" y Ana Carolina "N".

Establecieron que la noche del 27 de enero del 2020, en la sindicatura de Sanalona, en Culiacán, además de las estudiantes universitarias muertas, sus dos acompañantes, Dulce Maria y Julio Cesar "N", fueron privados de su libertad por elementos de la Estatal Preventiva.

Los activistas y colectivos feministas expusieron que esta acción denota una clara muestra de la ineficiencia con la que operan las instituciones, mismas que debían trabajar para proteger y velar por los intereses de la ciudadanía, lo que implica un acto de violencia institucional.

En un documento suscrito por el Colectivo de Mujeres Activas Sinaloenses, Colectivo Perlas del Pacífico, Feministas Alteradas Sinaloenses, Girl Up Sinaloa, Mujeres en Bici CLN, entre otros y activistas de género, externaron que la impunidad es el elemento central de la violencia feminicida, en la que el estado se encuentra a falta de resoluciones efectivas.

Resaltaron que en este caso de las estudiantes universitarias, originarias de Tamazula, Durango, con residencia en Culiacán, resalta el hecho que en sus muertes están involucrados agentes de la policía, lo cual implica para las instituciones de procuración y administración de la justicia un compromiso mayor de llegar a la verdad de los hechos.

De acuerdo a las investigaciones abiertas, la madrugada del lunes 27 de enero del año 2020, en la zona conocida como el Templete, en la sindicatura de Sanalona, se reportó que los ocupantes de un vehículo Honda, con placas de Tamazula, Durango, en el que viajaban tres mujeres y dos hombres, se habían enfrentado a elementos de la Policía Estatal Preventiva.

Sin embargo, Julio Cesar "N" y Dulce Maria "N" quienes viajaban con la víctimas, desmintieron la versión y aportaron elementos de prueba, en el sentido que a ambos los mantuvieron retenidos por seis horas y los pasearon por varios puntos de la ciudad.

También, acreditaron que no hubo tal enfrentamiento, puesto que no portaban armas de fuego, ya que son estudiantes, por lo que la Fiscalía General del Estado abrió una carpeta de investigación, sobre la actuación de los elementos de la Policía Estatal Preventiva en los hechos, en que resultaron muertas dos jovencitas estudiantes universitarias.