Impuesto a las grandes fortunas: Nicolás Del Caño y su espacio no acompañarán el proyecto del Frente de Todos

LA NACION
·6  min de lectura

Luego de que el Frente de Todos pidiera una sesión especial para el martes próximo con el propósito de debatir el proyecto que propone gravar las riquezas superiores a los $200 millones, el diputado nacional por el Frente de Izquierda Nicolás Del Caño y su espacio decidieron no acompañar la iniciativa oficial.

Aunque en un principio el bloque liderado por Máximo Kirchner contaba con el apoyo de la oposición, con excepción de Juntos por el Cambio, este viernes tanto Del Caño como Romina Del Plá, los dos representantes del FIT Unidad en el Congreso, informaron que se abstendrán la próxima semana en el recinto.

Coronavirus en la Argentina: el país superó los 35.000 muertos

A través de un comunicado, ambos expresaron su descontento con el proyecto que prevé el cobro de una tasa del 2% a los patrimonios de las personas físicas que hayan declarado más de 200 millones de pesos.

Para Del Caño, "un impuesto a las grandes fortunas no puede ser utilizado para cubrir el ajuste del Fondo Monetario Internacional". Sin embargo, se diferenció de Juntos por el Cambio y planteó que su proyecto "es parte de un programa integral que plantea el desconocimiento de la deuda externa fraudulenta, ningún pacto con el FMI, la nacionalización del sistema bancario para poner en resguardo los ahorros y tener crédito barato para la construcción de viviendas, el monopolio del comercio exterior para cuidar las divisas y evitar las maniobras fraudulentas de los importadores y exportadores".

Además, les pidió a la dirigencia sindical de la CGT y CTA que "rompa su seguidismo al Gobierno" y "pongan a la cabeza un plan de lucha para enfrentar el ajuste en curso".

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza

Del Plá, por su parte, señaló que el proyecto oficialista "viene a encubrir que en este momento se toman todas las medidas del FMI: robo de la movilidad jubilatoria mediante otro decreto en diciembre y una fórmula divorciada de la inflación que recrudece, se anula el IFE, se suben las tasas de interés y se le ofrece al FMI un presupuesto de ajuste".

Tendencia en redes

Tras su decisión, el Frente de Izquierda fue tendencia durante toda la tarde en Twitter.

El comunicado completo

Después de largos siete meses de haberlo anunciado, la bancada del FDT anunció que el próximo martes se trata en Diputados el llamado "Aporte Extraordinario de las Grandes Fortunas". Al respecto se pronunciaron los diputados Nicolás del Caño y Romina Del Pla del FIT Unidad.

El diputado Nicolás del Caño señaló que "un impuesto a las grandes fortunas no puede ser utilizado para cubrir el ajuste del FMI, las bancadas de la izquierda presentaron en abril un proyecto propio, pero como parte de una orientación diametralmente opuesta a la que está llevando adelante el gobierno de Alberto Fernández". Del Caño sostuvo que "en el mismo momento que anuncian la liquidación del IFE para casi 10 millones de familias necesitadas, un nuevo robo a los jubilados con la movilidad desenganchada de la inflación y tarifazos desde enero, se trata un proyecto que le otorgaría a los sectores populares un pequeño porcentaje de lo que le están sacando con el ajustazo en curso, y paradójicamente se tratará el mismo día en que van a volver a sancionar un presupuesto a la medida del FMI".

Por su parte la diputada Romina del Plá señaló: "El 'aporte solidario' de las grandes fortunas propuesto, después de siete meses, viene a encubrir que en este momento se toman todas las medidas del Fondo Monetario: robo de la movilidad jubilatoria mediante otro decreto en diciembre y una fórmula divorciada de la inflación que recrudece, se anula el IFE, se suben las tasas de interés y se le ofrece al FMI un presupuesto de ajuste. Defenderemos un verdadero impuesto progresivo como el propuesto por el FIT, para recaudar 15.000 millones de dólares con destino social determinado. El aporte solidario oficial, en un 40% irá a subsidios al capital, y el resto cubrirá una ínfima parte del enorme endeudamiento en el que se sigue incurriendo. Estamos en las antípodas del cuestionamiento de Juntos por el Cambio, ellos celebran el pacto fondomonetarista del gobierno."

"El proyecto del oficialismo pretende recaudar apenas la mitad de lo que este año pagó el gobierno en concepto de intereses y capital de la deuda externa fraudulenta y la tercera parte de los que se va en intereses de las Leliqs. La bancada del FdT aceptó incluso cambiar la fecha desde cuando rige la imposición del aporte, permitiendo que muchos millonarios se deshagan de patrimonio y hasta cambiaron su domicilio fiscal al Uruguay. Los bancos que siguieron ganando con la pandemia ni siquiera son rozados por este 'aporte'", explicó la diputada del FIT-U.

Del Plá señaló que "el proyecto es parte del programa integral de salida a la crisis de parte de los trabajadores. Los responsables de la crisis son quienes nos gobernaron durante las últimas décadas siempre de la mano de los capitalistas. En lo inmediato exigimos que la CGT y la CTA rompan con el gobierno y convoquen un paro nacional y plan de lucha, en defensa de las jubilaciones, los salarios y los puestos de trabajo."

Por su parte Del Caño se diferenció también de la bancada de Juntos por el Cambio: "La derecha celebra el pacto con el FMI, pero plantea que cualquier aporte de los multimillonarios es confiscatorio, cuando en realidad a los únicos que han estado confiscando los dueños del país es a las familias trabajadoras y los pequeños comerciantes arruinados que vienen perdiendo por goleada con el crecimiento de la desocupación y la pobreza frente a las ganancias de un puñado de capitalistas".

Del Caño explicó que su proyecto "no es para encubrir un ajuste, sino que es parte de un programa integral que plantea el desconocimiento de la deuda externa fraudulenta, ningún pacto con el FMI, la nacionalización del sistema bancario para poner en resguardo los ahorros y tener crédito barato para la construcción de viviendas y el monopolio del comercio exterior para cuidar las divisas y evitar las maniobras fraudulentas de los importadores y exportadores".

"Una salida favorable al pueblo y que la crisis la paguen los que la provocaron, sólo podrá venir de la mano de la movilización y lucha organizada de los trabajadores y el pueblo. La dirigencia sindical de la CGT y la CTA deben romper su seguidismo al gobierno y ponerse a la cabeza de un plan de lucha para enfrentar el ajuste en curso", señalaron ambos diputados.

Del Caño y Del Plá anunciaron que el Frente de Izquierda no va a acompañar el proyecto oficialista, sino que defenderán en el recinto su propio proyecto.