El impuesto a las grandes fortunas se coló en la negociación entre la Nación y las provincias por el Consenso Fiscal

Gabriela Origlia
·5  min de lectura

CÓRDOBA.- Los gobernadores y el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, avanzan en la negociación del Consenso Fiscal. El principal escollo que surgió de un borrador que recibieron hace unas semanas las provincias, desapareció. Apuntaba al compromiso de los mandatarios a apoyar el impuesto a las grandes fortunas. La Casa Rosada, a cambio, no ofrecía nada. Incluso la recaudación del eventual aporte no es coparticipable. Fuentes del Ministerio del Interior aseguraron a LA NACION que ese tramo del texto "no va más", incluso sugirieron que el titular de la cartera nunca estuvo de acuerdo con incluirlo. De esa manera, De Pedro apuesta a encaminar el acuerdo fiscal con las provincias.

No solo desde las provincias gobernadas por la oposición hubo cuestionamientos a ese texto, también algunas administraciones del peronismo plantearon sus reparos. El borrador que recibieron incluía ese ítem, bajo el título "B-En materia tributaria nacional". Allí se consigna "aprobar, antes del 31 de diciembre de este año, el proyecto de ley del denominado 'Aporte Solidario y Extraordinario para Ayudar a Morigerar los Efectos de la Pandemia', en trámite ante el Honorable Congreso de la Nación (Expte. 4534-D-2020)".

El proyecto del impuesto a las grandes fortunas logró dictamen de comisión en Diputados en septiembre, pero sería debatido una vez que el ministro Martín Guzmán enviara el proyecto de reforma tributaria. Sin embargo el bloque de diputados del Frente de Todos pidió tratarlo el próximo martes.

Las fuentes del Ministerio del Interior insistieron: "En el Consenso Fiscal, no va más ese aspecto". Ministros de cuatro provincias consultados por LA NACION coincidieron en que no "tiene sentido" incluirlo en un convenio. "Es una injerencia de poderes; una cosa es que los gobernadores apoyen en términos políticos y otro incluirlo en un acuerdo", describió el de un distrito opositor.

Fuera de ese punto, no hay grandes desencuentros con los lineamientos generales propuestos. Desde Interior admiten que la discusión abierta más significativa es con la Ciudad de Buenos Aires (CABA) por la quita de un punto de coparticipación. A mediados de septiembre Horacio Rodríguez Larreta presentó el reclamo ante la Corte Suprema de Justicia con el fin de revertir esa decisión de la Rosada.

Si bien el borrador del Consenso establece, en materia de procesos judiciales, que los distritos deben "abstenerse por un período de dos años de iniciar procesos judiciales, y desistir de los ya iniciados" por la coparticipación, el plazo podría reducirse a un año.

"No pretendemos que se renuncie al derecho de litigar, pero sí buscamos establecer una tregua para no tener sorpresas en la ejecución presupuestaria. El diálogo está abierto, hay voluntad de acordar y creemos que se podrá firmar", dijeron desde la cartera de De Pedro. La fecha límite es el 31 de diciembre; puede haber jurisdicciones que no firmen.

Por ejemplo, La Pampa no ratificó el primero con la administración de Juntos por el Cambio "porque no cumplieron", según indica el ministro de Economía Franco Ernesto. Al segundo no lo rubricaron como consecuencia del anterior. Admite que hay conversaciones pero que la renuncia a las causas iniciadas "nos impide avanzar por un dictamen de la Fiscalía de Estado" pampeana.

Impuestos y deuda

En lo que hace a la política tributaria, se mantiene la decisión acordada el año pasado de frenar la baja de Ingresos Brutos (II.BB) y se elimina el techo fijado para alícuotas del sector financiero. El ministro de una provincia cuyana indicó que hay una propuesta de que en vez de eliminarlo se suba y después cada provincia resuelva si usarlo o no "ya que no lo terminan pagando los bancos sino que lo trasladan a los clientes".

En Córdoba, donde el proyecto de presupuesto 2021 se presentó este viernes, se sube la alícuota dos puntos, al 9%. "Queda más o menos al nivel que estaba antes de la reducción", dijo el ministro de Finanzas Osvaldo Giordano a los legisladores en la presentación. Y, respecto del Consenso, sostuvo que por las conversaciones en marcha "no habrá grandes cambios, se mantendrá la misma estructura". En la provincia baja levemente la alícuota de Ingresos Brutos a la industria.

"Todos los años procuramos establecer una baja de impuestos en línea con lo establecido en el Consenso 2017 -explicó el ministro de un distrito opositor-, pero ese objetivo se estableció con una perspectiva de crecimiento anual de 3% por varios años; toda concesión en la recaudación se suplía con una torta que se agrandaba. No es lo que pasa ahora".

Respecto del endeudamiento, el borrador en análisis establece que las provincias y CABA "no podrán incrementar el stock de deuda nominada en moneda extranjera respecto a los valores registrados al 31 de diciembre de 2020", quedan exceptuadas las líneas con organismos multilaterales o acreedores institucionales que den financiamiento de largo plazo, desembolsos pendientes a la fecha del acuerdo o recursos involucrados en procesos de reperfilamiento.

Hay provincias que pidieron que esa limitación sea temporal, aunque son conscientes de que durante un largo tiempo no habrá financiamiento en dólares. "No hacen falta que nos prohíban porque nadie presta", graficó un funcionario provincial.

En la rueda de consultas que hizo LA NACION con funcionarios de nueve provincias, hubo acuerdo en que el planteo es "lógico". Desde Interior afirmaron que son conscientes de que hoy no hay mercado para endeudarse y que la inclusión tiene más el objetivo de "instalar el tema" que un valor práctico. Es avanzar por "el lado contrario a la anterior gestión, que impulsó a los gobernadores a endeudarse en dólares". Sí se habilita a las provincias a emitir con CER como ya lo hace la Nación. "Obvio que son montos más chicos, pero ayuda a sacar pesos del sistema", definió un funcionario provincial.