Impresionante: una tormenta de arena “se devoró” una ciudad en China

·1  min de lectura
La tormenta generó un muro de 100 metros de altura en la ciudad de Dunhuang
La tormenta generó un muro de 100 metros de altura en la ciudad de Dunhuang

PEKÍN (AFP).- Una fuerte tormenta de polvo y arena generó un “muro” de 100 metros de alto y tapó por completo una ciudad localizada al borde del desierto de Gobi, en el noroeste de China.

El fenómeno, que duró varios minutos, ocurrió en Dunhuang, un lugar turístico conocido por ser una de las paradas de la Ruta de la Seda; se desencadenó a partir de una tormenta ocurrida el domingo pasado.

Qué impacto puede tener en la Argentina la ola polar que azota a Brasil

Según informó un residente de Dunhuang al medio local Jimu News, la tormenta de arena llegó de manera abrupta y atravesó la ciudad en cinco o seis minutos.

“No podía ver el sol”, indicó el hombre, y agregó que la ciudad -perteneciente a la provincia de Gansu- no sufría una tormenta de arena tan fuerte desde hacía varios años.

“Al principio, quedé envuelto en el polvo amarillo de la tormenta, luego se volvió rojo y, finalmente, negro”, concluyó el ciudadano chino.

Noticias falsas por encargo, un pujante negocio que crece en las sombras

Las tormentas de arena se suelen dar en la región del desierto de Gobi en primavera, pero no es usual que tengan lugar en verano, según afirmó la agencia estatal de noticias China News Service.

Dunhuang alberga varios atractivos turísticos, incluyendo las cuevas de Mogao, un conjunto de templos budistas decorados con pinturas murales y repletos de esculturas, declaradas por la Unesco como Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1987.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.