La importancia de la participación electoral

·3  min de lectura
Depósito de material electoral del Correo Argentino en Devoto contiene kit sanitario, computadoras, boletas, pero no urnas
Santiago Filipuzzi

El próximo febrero se cumplirán 110 años de la sanción de la ley Saénz Peña de sufragio universal, libre y secreto. Y el mes que viene 74 años de la Ley del Voto Femenino. Ambas leyes fueron herramientas que ampliaron notablemente el acceso al voto en nuestro país, robusteciendo la representatividad reconocida en la Constitución Nacional, y reconociendo la importancia de la democracia.

Aún con estas leyes, en varias oportunidades del siglo pasado los ciudadanos argentinos sufrimos en primera persona los ataques a la democracia.

Pero gracias a la lucha por nuestro sistema representativo constitucional, los ciudadanos podemos celebrar este año 38 años de democracia ininterrumpida, el período más largo en nuestra historia.

Por ello, a casi cuatro décadas del último retorno a la democracia, creemos fundamental volver a resaltar la importancia de vivir en un contexto en el que podamos expresarnos y podamos elegir libremente a nuestros representantes mediante las urnas.

Vivimos en un mundo caótico y cambiante, en el que las escenas de violencia y de alteración de los órdenes democrático-institucionales se suceden continuamente a lo largo del mundo.

A pesar del momento inédito que estamos viviendo, y pese a las dificultades y temores que conlleva, consideramos que debe primar el bien común que implica comprometernos cívicamente. También sirve como recordatorio de que aquello que creemos natural y “normal” muchas veces no lo es. No lo ha sido siempre, y no hay que darlo por sentado.

La calidad democrática de nuestra nación depende directamente de nuestra activa participación. Si la participación electoral decae, la calidad democrática de nuestro país también lo hace.

En este sentido, vemos con gran preocupación el aumento de la abstención electoral en las distintas elecciones provinciales que ya tuvieron lugar este 2021 (40% en Misiones, 30% en Jujuy y 35% en Salta).

Tomar conciencia de la importancia y la oportunidad privilegiada de vivir en democracia puede significar un primer paso para volvernos una ciudadanía más activa, participativa y plural, que valore con responsabilidad las oportunidades de expresión democrática y que tome dimensión de sus obligaciones cívicas. Cada cita electoral debe recordarnos el pilar fundamental sobre el que se apoya nuestra forma de gobierno: las decisiones que involucran y modifican la vida de la ciudadanía son tomadas por los propios ciudadanos. Asimismo, tal como afirma la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) “La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público”. Por lo tanto, lo que realizamos en una contienda electoral no es ni más ni menos que decidir a quién le concederemos el derecho a gobernarnos, a quién le brindaremos ese enorme poder y responsabilidad.

Por todo ello, creemos que el voto no representa únicamente una obligación legal, sino un derecho para celebrar, cuidar y asumir con responsabilidad. Cada uno de nosotros, como parte integrante de la sociedad que nos constituye, contribuimos a redefinir la calidad democrática argentina. Y esto no se logra solamente yendo a las urnas, sino que también podemos participar como autoridades de mesa, fiscales o facilitadores sanitarios.

Entonces, es fundamental que sigamos preguntándonos: ¿cuál es el sentido que le damos a nuestro voto? ¿Por qué votamos? ¿Para qué votamos? ¿Qué hacemos para este sistema, imperfecto aún en muchos sentidos, persevere y se fortalezca? El continuo ejercicio de estos interrogantes es lo que nos llevará a ejercer una democracia más participativa y responsable.

Sea cual sea nuestra predilección partidaria, ir a votar y participar en elecciones desde los distintos roles desde los que podemos como ciudadanía, es cuidar la democracia, es aportar nuestro grano de arena a la consolidación y preservación de un sistema político que es el más justo que ha tenido la historia de nuestro país. Seamos ciudadanos activos, protejamos la democracia, y construyamos nuestro propio futuro. ß

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.