La importancia de la inmunización en niños contra el virus sincicial

México, 28 Abr (Notimex).- El virus sincitial respiratorio (VSR), es de tipo estacional, generalmente empieza en la temporada de invierno y causa problemas respiratorios, desde muy leves hasta condicionar hospitalización, además es capaz de generar infecciones de los pulmones y en el aparato respiratorio.

Esta enfermedad tiene una mayor incidencia en niños menores de un año, sobre todo en bebés prematuros, ya que su sistema inmunológico se encuentra poco desarrollado y el virus tiene más probabilidades de atacarlo, de acuerdo con Isaac Estrada Ruelas, presidente de la Federación Nacional de Neonatología de México, A.C.

Dichas infecciones representan altos costos de hospitalización para la familia y el sistema de salud del país.

“Las infecciones respiratorias derivadas del VSR tienen un gran impacto económico no sólo para el bolsillo de la familia, sino también para el sistema de salud y para la economía del país por lo que es preciso generar estrategias preventivas concretas dentro del sistema nacional de salud”, alertó Estrada.

De acuerdo con el especialista, los factores de riesgo incluyen a bebés prematuros que requieren algún tipo de tratamiento especial en hospitales, o que presentan algún padecimiento de origen cardíaco, sobre todo cardiopatías congénitas descompensadas, o que desarrollan una enfermedad llamada broncodisplacia.

“También son más propensos a contraer esta enfermedad los hijos de madres que fuman, niños que tienen historial de alguna enfermedad alérgica, pacientes que no son alimentados por lactancia materna, niños que van a guarderías o que se mantienen en espacios cerrados y también los hijos de madres con bajos recursos económicos”, aseguró Estrada.

Los síntomas principalmente empiezan con infección de vías aéreas superiores, silbido en la respiración, aleteo nasal, dificultad para respirar, el niño puede empezar a respirar rápido y de manera superficial, se puede manifestar dificultad para ser alimentado, sensación de falta de aire, entre otros.

Conforme va progresando la infección, y si no se trata, puede generar problemas severos que condicione una dificultad respiratoria que afecte al menor a tal grado que pueda ser ingresado a terapia intensiva, comentó el especialista.

Ante esta problemática, el especialista aseguró que la inmunización contra el VSR es una estrategia costo-efectiva que beneficia a la población infantil más vulnerable como son los recién nacidos prematuros, los bebés con enfermedades cardiacas y pulmonares. Esta inmunización consiste en la aplicación de anticuerpos monoclonales contra el virus.

“La inmunización pasiva protege a los bebés de contraer una infección respiratoria por VSR lo que a su vez significa un ahorro importante para el sistema de salud y la economía familiar”, explicó.

En cuanto a los beneficios, Estrada detalló que la inmunización pasiva permite un eficiente uso de los recursos para brindar atención médica ya que disminuye de manera significativa el riesgo de muerte en comparación con los bebés que no cuentan con la inmunización.

Además, esta vacuna previene la aparición del VSR y esto a su vez ayuda a que se eviten las complicaciones a causa de la enfermedad, también es un tratamiento eficaz y disminuye la morbimortalidad de los pacientes infectados.

Ilein Bolaños, directora general y socia co-fundadora de la Asociación Con Amor Vencerás A.C., resaltó la importancia de la inmunización como parte fundamental de la protección pulmonar de la niñez mexicana más vulnerable, para prevenir el contagio de virus respiratorios como el Virus Sincicial Respiratorio (VSR).

“Estamos seguros que el mejor recurso que tenemos para proteger a nuestros pequeños es la inmunización, por ello lanzamos la campaña “Un respiro de esperanza”, la cual pretende concientizar a la población mexicana sobre el virus sincicial respiratorio y la importancia de la protección pulmonar para los bebés prematuros”, dijo.

Actualmente se estima que los costos de hospitalización por VSR en el primer año de nacimiento van de los ocho mil a los 40 mil dólares, los cuales pueden aumentar si el niño desarrolla enfermedades subsecuentes como asma, disminución de la función pulmonar y alergias.

Bolaños invitó a los padres de recién nacidos a informarse sobre la inmunización contra el VSR y a las autoridades de salud a crear estrategias que garanticen la protección de los más vulnerables.

“Es importante coordinar esfuerzos entre instituciones de salud tanto públicas como privadas ya que esto permitirá en una primera etapa, iniciar un registro de casos graves de infección por VSR con el fin de incrementar la información epidemiológica del país y posteriormente, implementar políticas públicas en favor de la niñez mexicana”, concluyó.

-Fin de nota-

 

NTX/AYE/ACP