Importaciones de gas licuado aliviarían a México mientras reabren ductos desde EEUU

Ana Isabel Martinez y Marianna Parraga
·3  min de lectura
Imagen de archivo. El exceso de gas natural se quema en una refinería de petróleo propiedad de la compañía estatal mexicana Pemex, ubicada junto a una planta de energía que pertenece a la empresa nacional de energía Comisión Federal de Electricidad, o CFE, en Tula de Allende, al norte de la Ciudad de México, México. 22 de junio de 2020. Foto tomada el 22 de junio de 2020. REUTERS / Henry Romero

Por Ana Isabel Martinez y Marianna Parraga

CIUDAD DE MÉXICO, 17 feb (Reuters) - México espera suministrar al menos cuatro cargamentos de gas natural licuado en los próximos días a las plantas eléctricas del país, informó el miércoles el Gobierno, con lo que la nación dependiente del hidrocarburo importado espera hacer frente al bajo suministro desde Estados Unidos.

La necesidad de realizar compras de emergencia de gas natural licuado (GNL) surgió ante la abrupta caída de la provisión de gas natural por ductos desde Estados Unidos, que dejó a millones de usuarios sin electricidad esta semana en varios estados del norte de México.

"Ya estamos comprando gas licuado, se han comprado ya tres barcos de gas licuado. Se van a comprar posiblemente más, se están echando a andar todas las plantas para ir resolviendo el problema", dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

La estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) detalló el miércoles que había negociado la compra inmediata de cuatro cargamentos de GNL y que los terminales de Altamira y Manzanillo habían iniciado el martes la inyección de 450 millones de pies cúbicos a cinco centrales de generación.

Analistas esperan que los despachos de GNL constituyan un alivio para México mientras se espera que la llegada de un clima más cálido hacia finales de la semana permita la reapertura de varios gasoductos desde el sur de Estados Unidos que continúan inactivos.

Uno de los cargamentos esperados podría ingresar por la costa del Golfo de México a bordo del tanquero con bandera malaya Seri Balhaf, que el miércoles partía desde el puerto de Freeport, en Texas, con fecha estimada de llegada al terminal de Altamira el 18 de febrero, según datos de Refinitiv Eikon.

Otros cargamentos podrían llegar desde Asia, dijo más temprano esta semana un funcionario de la CFE, a través de la costa mexicana del Pacífico, donde se encuentra el terminal de Manzanillo.

El gobierno no ha informado quien es el suplidor del GNL, pero sí dijo que las compras se hicieron a menor precio que el gas natural que se importa por tuberías, cuyo precio ha subido en días recientes ante una crisis de energía desatada por el inesperado clima frío que el miércoles mantenía a millones de hogares sin electricidad o con energía intermitente en Texas.

México importa la mayor parte del gas natural que consume de Estados Unidos, el cual es destinado primordialmente a la generación eléctrica y al uso industrial. También realiza importaciones puntuales de GNL para atender incrementos en la demanda doméstica, principalmente de Perú, Estados Unidos, Trinidad y Tobago y Argelia.

La exportación de gas natural estadounidense a México cayó el martes a 4,200 millones de pies cúbicos diarios (MMPCD), el nivel más bajo desde mayo de 2020, en comparación con un promedio de 5,700 MMPCD el mes previo, según Refinitiv Eikon.

Sin embargo, el norte de México restablecía el miércoles la mayor parte del servicio eléctrico, tras poner en marcha varios centros generadores que operan incluso con combustóleo provisto por la estatal petrolera Pemex a la también estatal eléctrica CFE.

Ante la muy limitada capacidad de almacenamiento de gas de México, el país podría también podría incrementar el uso de carbón para generar electricidad, según el funcionario de la CFE.

"Tres o cuatro cargamentos de gas licuado alcanzan para hasta cuatro días de suministro a las plantas del norte de México. No es una solución de fondo, pues se requiere urgentemente aprobar los proyectos pendientes de ampliación de la capacidad de almacenamiento de gas de México," dijo el especialista en temas energéticos Gonzalo Monroy.

(Reporte de Ana Isabel Martínez, Adriana Barrera, Abraham González y Marianna Párraga en Ciudad de México; Scott DiSavino en Nueva York)