EEUU resuelve que importaciones de arándanos no perjudican a industria local

·2  min de lectura
Foto de archivo: Los trabajadores migrantes mexicanos llevan contenedores llenos de arándanos durante una cosecha en una granja en Lake Wales

WASHINGTON/CIUDAD DE MÉXICO, 11 feb (Reuters) - La Comisión de Comercio Internacional (USITC) de Estados Unidos dictaminó el jueves que las importaciones de arándanos no están causando un daño grave a los productores nacionales por lo que no recomendará más acciones para reducir los suministros extranjeros, en una victoria para los exportadores mexicanos.

En los últimos años, productores estadounidenses han reclamado daños por lo que argumentan son prácticas comerciales desleales por parte de los grandes exportadores agrícolas de México, que compiten con productores estadounidenses de estados políticamente influyentes como Florida.

La USITC "ha determinado que los arándanos frescos, refrigerados o congelados no están siendo importados a Estados Unidos en cantidades tan elevadas como para ser una causa sustancial de daño grave, o amenaza de daño grave, a la industria nacional", dijo el organismo en su fallo.

El gobierno mexicano elogió el fallo en un comunicado, añadiendo que sus exportaciones de arándanos complementan la producción estadounidense y proporcionan un beneficio a los consumidores con el suministro durante todo el año.

México es uno de los tres mayores proveedores extranjeros de arándanos para Estados Unidos junto con Perú y Chile, según datos del Departamento de Agricultura estadounidense.

El año pasado, el país norteamericano exportó unas 53,000 toneladas de arándanos frescos, congelados y procesados por valor de más de 355 millones de dólares, según datos de la Secretaría de Agricultura. Alrededor del 96% de los envíos fueron a Estados Unidos.

El fallo en la llamada investigación de salvaguardia de la Sección 201 pone fin, por ahora, a la posibilidad de que el gobierno estadounidense imponga aranceles a los arándanos importados.

La oficina del representante comercial de Estados Unidos había solicitado que la USITC iniciara el caso para determinar si los suministros extranjeros estaban perjudicando a los productores nacionales.

(Reporte de David Lawder en Washington y David Alire en Ciudad de México; Traducido por Sharay Angulo y Adriana Barrera; Editado por Diego Oré)