¿Por qué importa tanto la píldora abortiva que protegió la Corte Suprema? Estos números lo explican

La combinación de la mifepristona —el medicamento que los magistrados rechazaron restringir— con el misoprostol es el único tratamiento aprobado no quirúrgico para detener un embarazo. Más del 60% de los abortos en EE.UU. se practican de esta manera.