No importa quién sea candidato, la 4t se consolidará: Vargas Landeros

·5  min de lectura

Ariadna García

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 16 (EL UNIVERSAL).- Gerardo Vargas Landeros busca ser candidato de Morena a la gubernatura de Sinaloa, para arrebatar la administración estatal al PRI. Para lograrlo, primero deberá ganar una encuesta interna que realizará su partido.

Vargas Landeros, quien dejó el PRI por no haber obtenido algunas candidaturas, aseguró que si las encuestas no le favorecen, seguirá trabajando por el proyecto de la Cuarta Transformación.

No obstante, si se convierte en candidato, subraya, seguramente será necesario ir en coalición con otras organizaciones, porque, dice, ya no es posible que los partidos vayan solos.

¿Cómo arranca en la búsqueda de la candidatura?

— Yo arranco de manera intensa. Tengo meses, a pesar de la pandemia, con mucha comunicación con la sociedad sinaloense. Llevo 40 años en la administración pública, haciendo política social, entendiéndose como política cercana a la gente, política donde tenemos casas de gestoría en las principales ciudades del estado, desde donde ayudamos a la gente a hacer gestiones ante las diferentes dependencias estatales, municipales o a las organizaciones no gubernamentales que prestan ayuda.

Me fui a la lucha de la Cuarta Transformación, en donde estoy trabajando de manera intensa. El presidente, Mario Delgado Carrillo, anunció que las encuestas inician el 15 de noviembre.

Las diferentes encuestadoras que han estado haciendo los levantamientos en Sinaloa, todas me ponen en primer lugar. Por supuesto que sé que es una radiografía del momento, no es la definitiva, eso lo tendrá que definir el CEN de Morena, pero eso me alienta más, me obliga más a estar cerca de la gente.

¿Se movió del PRI porque no le dieron candidaturas?

— En 2017. Porque estaban tomando las cosas mal, no estaban tomando en cuenta a la base.

Yo busqué la candidatura a la gubernatura, nos ignoraron, entonces nos juntamos, tomamos la decisión, buscamos ya coalición de otros partidos políticos y así fue como derrocamos al PRI, porque estaba en manos de algunas gentes que hasta la fecha son los que regresaron otra vez al poder y quieren volver a perpetuarse. Estoy seguro de que en 2021 voy a pintar de Morena a Sinaloa.

¿Quiere mover al PRI?

— Es correcto. Ya lo hice en 2010, lo haré de nuevo en 2021.

¿Tiene contendientes dentro de Morena?

— Claro, hay un senador, un alcalde, una senadora, más los que se puedan ir sumando.

Es lo interesante en Morena, que la democracia te permite expresarte, poder participar, cumpliendo los requisitos y bienvenidos todos, hombres y mujeres con esa aspiración legítima, y que la sociedad sinaloense decida.

Si las encuestas no le favorecen, ¿se va de Morena?

— Por supuesto que no, mi tema con el anterior instituto [político] fue una cosa muy distinta. Fue una manera muy burda.

Yo hice un compromiso bien claro y lo sigo ratificando: yo creo en la Cuarta Transformación, voy a lograr que Morena pinte todo el estado de Sinaloa en 2021.

Con independencia de que sea yo o no el candidato, voy a trabajar para que Morena sea el gobierno que administre y pueda llevar a cabo el bienestar a Sinaloa. Yo estoy convencido de que la 4T tiene que madurarse, tiene que consolidarse en Sinaloa, pero tiene que ser con gente nuestra, gente afín al presidente Andrés Manuel López Obrador. Ningún otro partido lo va a lograr.

¿Opina que en Sinaloa Morena está unido?

— Sinaloa no es la excepción a lo que pasa en el contexto nacional. Por supuesto que está, no tan exacerbado, pero sí hay una circunstancia especial. Es normal en una democracia como la que estamos viviendo, tenemos que acostumbrarnos a ella, hay hombres y mujeres que estamos buscando la aspiración de tener la silla más importante del estado. Cada quien trae su equipo y está haciendo la lucha para que los sinaloenses volteen a verlo.

Yo los he invitado públicamente a que ahorita, antes de las encuestas, platiquemos y tomemos decisiones juntos y que al término, y a eso le apuesto, que vayamos todos juntos para pintar a Sinaloa de Morena.

¿Usted cree que el método de las encuestas es el mejor para elegir candidatos?

— Está dentro de los estatutos de Morena, los estudios de opinión, las encuestas, eso es lo que ellos eligieron. Afortunadamente pueden participar todos, militantes y no militantes, prácticamente está abierta la puerta de la casa.

Creo que los sinaloenses ya conocen perfectamente a quienes estamos aspirando, ya no puedes preparar candidatos de la noche a la mañana, no se vale, la gente no lo va a permitir.

Si quieren imponer a alguien o imponer de un día a otro, pues no lo van a lograr y no lo vamos a permitir. Lo que va a pasar es que vamos a perder como nos pasó en Coahuila e Hidalgo.

¿Cabe un pacto de unidad entre aspirantes?

— Por supuesto que cabe la posibilidad, yo lo he hecho, yo los he invitado a que lo hagamos públicamente, y ahora lo reitero: invito a que nos sentemos juntos a debatir, con el mejor testigo, que es la sociedad sinaloense, los morenistas de Sinaloa, para poder definir qué es lo que queremos como Cuarta Transformación.

Si queda como candidato, ¿requerirá coalición?

— Ahorita ningún partido puede solo, las alianzas llegaron para quedarse. Nadie gana solo, se acabaron los partidos invencibles.

Fue atípico lo qué pasó en el 2018. Morena ha sufrido su desgaste de ser gobierno, pero es importante que las estructuras sepan armarse.