La implicación de un grupo de vecinos para rescatar a un perro que había caído sobre un aparato de aire acondicionado

Un grupo de vecinos acuden al rescate de un perro que se encontraba muy asustado tras caer sobre un aparato de aire acondicionado. El can había saltado desde una ventana de un bloque de viviendas en Turquía y permanecía inmóvil sobre esta estructura, ya que era consciente de que, si se movía, podía perder el equilibrio y caer sin remedio al vacío. Por suerte, un conjunto de personas se congregó en la acera, justo debajo de donde estaba el perro, sosteniendo una manta para poder atraparlo sano y salvo en caso de que cayera por error.

Mientras tanto, otro vecino creó un camino desde la ventana al aire acondicionado con la ayuda de una tabla para rescatar al animal, que estaba solo en casa en el momento del incidente. El individuo se fue acercando poco a poco al perro, para que perdiera el miedo, animándole a que se acercara a él a través de la tabla y arriesgando su propia vida para ayudarle.

Finalmente, la mascota vio que esa era la mejor salida para finalizar con éxito su arriesgada escapada y se dirigió poco a poco hacia el vecino que le sujetó con firmeza para dirigirle hacia el interior de la casa. Mientras, quienes se encontraban abajo fueron moviendo la tela, siguiendo el camino trazado por el perro por si acaso daba un traspiés. Afortunadamente, todo acabó bien y los testigos presentes en el lugar comenzaron a aplaudir y a celebrar lo acontecido.