Por primera vez implantan en un paciente una oreja impresa en 3D a partir de células humanas

·2  min de lectura
This undated image courtesy of 3D Bio Therapeutics, shows a 3D bioimplant of an ear lobe. - A US medical team said on June 2, 2022, they had reconstructed a human ear using the patient's own tissue to create a 3D bioimplant, a pioneering procedure they hope can be used to treat people with a rare birth defect. The surgery was performed as part of an early-stage clinical trial to evaluate the safety and efficacy of the implant for people with microtia, a rare birth defect in which the external ear is small and not formed properly. AuriNovo, as the implant is called, was developed by 3DBio Therapeutics while the surgery was led by Arturo Bonilla, founder and director of the Microtia-Congenital Ear Deformity Institute in San Antonio, Texas. (Photo by Handout / 3D Bio Therapeutics / AFP) / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / 3D Bio Therapeutics" - NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS
HANDOUT

Una mujer estadounidense que nació con un defecto congénito en una oreja se convirtió en la primera persona en el mundo en recibir un implante impreso en 3D hecho con sus propias células humanas, se informó hoy.

La empresa de biotecnología 3DBio Therapeutics, ubicada en Queens, Nueva York (Estados Unidos) fue la responsable de crear la oreja, que luego fue trasplantada por los médicos, consignó el diario New York Times.

La joven trasplantada nació con microtia, un raro defecto congénito que hace que el pabellón auricular u oído externo sea pequeño y malformado, e incluso puede afectar la audición.

De esta forma, especialistas afirmaron que la intervención, parte de la primera experimentación clínica de una aplicación médica con éxito de esta tecnología, fue un “extraordinario progreso” en el campo de la ingeniería de tejidos, informó la agencia ANSA.

La nueva oreja, trasplantada en marzo, fue moldeada con la misma forma que le corresponde a ese órgano izquierdo de la mujer , y según explicó la empresa, ahora continuará regenerando el tejido del cartílago, para darle el aspecto y la sensación de una oreja natural.

“Definitivamente, es una gran cosa”, dijo Adam Feinberg, profesor de ingeniería biomédica en la Universidad Carnegie Mellon, y agregó que “esto demuestra que esta tecnología ya no es un ‘si’, sino un ‘cuándo’”.

Mientras tanto, el experimento clínico, que se realizará a 11 pacientes, todavía está en curso y es posible que los trasplantes den lugar a complicaciones de salud imprevistas.

Sin embargo, dado que las células provienen del mismo tejido que el paciente, la empresa señaló que es “probable” que el nuevo órgano no sea rechazado por el cuerpo.

A su vez, desde la compañía sostuvieron que la tecnología podría usarse para reemplazar muchas otras partes del cuerpo, incluyendo discos espinales, nariz, meniscos de la rodilla, manguitos rotadores y tejido reconstructivo para nodulectomías.

“Es tan emocionante, a veces tengo que moderarme un poco”, manifestó Arturo Bonilla, cirujano reconstructivo que realizó la cirugía de implante, y agregó que, “si todo sale según lo planeado, este resultado revolucionará el mundo”.

Por último, la paciente que recibió el trasplante sostuvo que su autoestima “aumentará”, a raíz de la operación.

Agencia Télam.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.