Impidieron el ingreso al país de dos sindicalistas venezolanos cercanos a Nicolás Maduro

LA NACION

El Gobierno argentino impidió hoy el ingreso al país de dos sindicalistas venezolanos cercanos a Nicolás Maduro, quienes venían a participar del Congreso Nacional de la CTA Autónoma, que se desarrolla en Buenos Aires.

Se trata de Will Rangel y Jacobo Torres, referentes de la Central Bolivariana de Trabajadores y del sindicato de petroleros de Venezuela. Ambos figuraban en el listado de altos funcionarios y personas estrechamente vinculadas al régimen de Maduro que tienen prohibido el ingreso a la Argentina.

La restricción al ingreso de funcionarios venezolanos forma parte de una batería de medidas que lanzó la Cancillería para "propiciar el retorno de la democracia en Venezuela", en el marco de un acuerdo con los países que integran el Grupo Lima.

La lista, que fue ampliada en junio pasado, incluye a la totalidad de los integrantes de la Asamblea Nacional Constituyente que responde a Maduro.

Desde Migraciones confirmaron a LA NACION que los dos gremialistas venezolanos tenían prohibido ingresar al país. Debido a que viajaban a la Argentina por el Congreso de la CTA Autónoma, les ofrecieron postergar su regreso a Venezuela hasta el mediodía de hoy para buscar "una eventual solución". Pero Rangel y Torres decidieron regresar a su país en un vuelo de Copa, que partió minutos antes de las 5 AM desde el aeropuerto de Ezeiza.

El secretario general de ATE Nacional, Hugo Godoy, cuestionó la decisión del Gobierno: "Es una cuestión ideológica y política, sin ninguna duda", dijo en diálogo con Radio 10.

Reunión con Maduro

El mes pasado, Rangel y Torres se reunieron con un grupo de sindicalistas argentinos durante el Tercer Encuentro Antiimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo, que se llevó a cabo en Cuba.

Y fueron los puentes para que la comitiva sindical se reuniera con Maduro, quien les prometió financiar la conclusión de dos buques paralizados en Ensenada una vez que asuma Alberto Fernández.

El grupo de gremialistas que se encontró con Maduro estaba integrado por Godoy, de ATE Nacional; Ricardo Peidro, jefe de la CTA Autónoma; Julio Fuentes; titular de la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores del Estado (CLATE), y Adolfo Aguirre (secretario de Relaciones Internacional de la CTA).

Godoy cuestionó que el personal de Migraciones haya expulsado del país a Rangel y Torres "por decisión de la Cancillería". "Es una cosa vergonzosa y tiene todo nuestro repudio. Estuvieron incomunicados hasta las 5 de la madrugada", afirmó.

Rangel y Torres estaban acompañados por otros dos dirigentes gremiales de Venezuela, quienes no tuvieron inconvenientes para ingresar a la Argentina porque no estaban en el listado emanado por la Cancillería.