Impactos macroeconómicos de un programa de modernización de vivienda en México

Xavier Ginebra Serrabou
·4  min de lectura

EN UN INFORME de Donald Brown, Chaitanya Kumar y Joanne Marshall, de New Economics Foundation, que nosotros adaptamos a México, se sostiene que la naturaleza de la recesión pronosticada para los próximos años requiere medidas de estímulo fiscal para reiniciar y reorientar la economía, tal como se necesita en nuestro país. Al mismo tiempo, los objetivos de cambio climático de México requieren la ‘modernización’ de millones de hogares en los próximos años, que implica múltiples, integrados en la construcción, nuevos sistemas de calefacción y controles, y la adopción generalizada de la azotea solar.

Varias organizaciones y grupos de todo el espectro político han pedido un estímulo económico para la remodelación de edificios. Este informe se suma a esa lista creciente. Esto no solo es necesario, sino también factible. A través de nuestra evaluación de abajo hacia arriba de puestos de trabajo y propuestas de políticas integrales, agregamos el “cómo” a los crecientes llamados para adaptación de viviendas a ser una parte clave de una recuperación verde.

El modelo muestra que tal esquema produciría beneficios masivos para la economía en general, que incluyen:

—200,000 nuevos empleos directos en el primer año, llegando a un máximo de 400,000 en el cuarto año. Se trata de un promedio de 300,000 nuevos puestos de trabajo entre 2020-223/24, un aumento del 22 por ciento en el empleo total en la construcción y un aumento del 162 por ciento en el sector de renovación, mantenimiento y mejora. Esto se eleva a un promedio de 600,000 cuando se incluyen los empleos indirectos.

También lee: México, tenue luz que se pierde en el mercado mundial

—Estas medidas aumentarían significativamente la actividad económica. Nuestro modelo muestra que se espera que el nivel de PIB anual sea un 1.58 por ciento (o 40,000 millones de dólares a precios de 2020) más alto en 2023-24, en comparación con el nivel de actividad económica esperado para ese año. Ahorro medio anual en la factura de energía muy significativo por cada vivienda modernizada.

—Ahorro de emisiones de aproximadamente 21 por ciento de las emisiones de 2019 de los hogares de México. Esto es un acumulado de 40.9 MtCO2 para 2023/24, lo que significa que esta propuesta de política por sí sola podría superar los cuartos objetivos presupuestarios de carbono de, por ejemplo, el Reino Unido.

Un compromiso manifiesto del gobierno de invertir en eficiencia energética puede traer algunos de los beneficios mencionados anteriormente, pero corre el riesgo de no abordar de manera integral las múltiples crisis de empleo, clima y salud pública. El logro de estos objetivos también requeriría un conjunto completo y sin precedentes de regulaciones, instrumentos de financiamiento e iniciativas políticas durante los próximos cuatro años. Proponemos un programa de cuatro años dirigido por el gobierno:

—Crear y financiar un grupo de trabajo nacional de modernización con el objetivo principal de lograr una calificación C promedio del Certificado de Rendimiento Energético (EPC) para todos los hogares para 2030, comenzando con este programa de cuatro años.

No te pierdas: La lucha es por una alimentación saludable y consciente

—Proporcionar una inversión de capital público adicional de un promedio de 9,000 millones por año durante cuatro años desde 2020 a 2024, gran parte de la cual apoya a hogares de bajos ingresos a través de subvenciones, al tiempo que desbloquea un total acumulado de alrededor de 80,000 millones de dólares de inversión de capital privado en ese periodo.

—Introducir cambios fiscales en la forma de un impuesto territorial variable y fiscalmente neutral para viviendas más eficientes e igualar el tratamiento del IVA para todas las obras de remodelación al 5 por ciento, siempre que toda la propiedad supere ciertos umbrales de EPC. Además, el paquete incluye hipotecas verdes, préstamos sin interés respaldados por el público y un plan de desguace de calderas, como incentivos para propietarios y arrendadores.

—Reforzar la normativa de edificación, incluyendo nuevas obras obligatorias de eficiencia energética para “mejoras consecuentes”, y de apoyo a los nuevos modelos de negocio, las normas, las cadenas de suministro y las habilidades necesarias para proporcionar modernizaciones de toda la casa.

—Apoyar un enfoque de entrega basada en áreas a largo plazo, en el que las autoridades locales desempeñen un papel fundamental en la lucha contra la pobreza energética, la creación de demanda y el crecimiento de las cadenas de suministro locales. N

—∞—

Xavier Ginebra Serrabou es maestro y doctor en derecho económico, profesor investigador de las facultades de Derecho, Negocios y de Políticas Públicas de la Universidad De La Salle Bajío y miembro Nivel I del Sistema Nacional de Investigadores. Los puntos de vista expresados en este artículo son responsabilidad del autor.