Impacto sobre producción petrolera por Ida ensombrece golpe a la demanda: Goldman

·2  min de lectura
Imagen de archivo del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a bordo del helicóptero Marine One para revisar los daños causados por el huracán Ida en Luisiana

13 sep (Reuters) - Goldman Sachs dijo que el huracán Ida tuvo un impacto mayor en la producción de petróleo que en la demanda de las refinerías, lo que tuvo un efecto "alcista" neto en los niveles de almacenamiento de Estados Unidos y el mundo.

En una nota fechada el 9 de septiembre, el banco de inversión describió el impacto en la producción estadounidense como "históricamente grande" y espera que se pierdan casi 40 millones de barriles de bombeo, con desafíos para reiniciar el flujo en el oleoducto Mars probablemente hasta mediados de octubre.

Las refinerías estadounidenses están volviendo más rápido que la producción petrolera, algo diferente a lo ocurrido en tormentas pasadas, ya que solo tres de las nueve refinerías estaban completamente inactivas, lo que representa cerca del 7% del refinado de la costa del Golfo de México, comparado con la interrupción de dos tercios del bombeo de crudo el viernes.

El impacto en la refinación ha estado en línea con los huracanes anteriores, dijo el banco, con cerca de 1,5 millones de barriles por día aún fuera de línea y es probable que la recuperación "siga el patrón exponencial habitual de las interrupciones reduciéndose a la mitad cada 10 días".

Las preocupaciones por los cortes de producción debido a Ida ayudaban a impulsar los precios del petróleo por encima de los 70 dólares el barril, con el Brent cotizando a 73,81 dólares y el West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) a 70,71 dólares a las 1035 GMT.

Goldman espera un impacto máximo en la demanda de solo unos 450.000 barriles por día por el huracán, en gran parte debido a interrupciones en las plantas petroquímicas en el Golfo de México, que representan una gran parte de la capacidad petroquímica.

"En términos netos, creemos que la tormenta habrá dejado a Estados Unidos sin unos 30 millones de barriles de petróleo en total, casi en su totalidad en productos debido al impacto en el funcionamiento de las refinerías frente a la demanda", agregó.

"Si bien hay pesimismo sobre la recuperación de la demanda petrolera por la tormenta, la reducción de las infecciones por COVID, sobre todo en Estados Unidos, podría contrarrestar la caída en las próximas semanas, tanto con márgenes más altos en Estados Unidos como con un diferencial WTI-Brent más estrecho", agregó.

(Reporte de Seher Dareen y Nakul Iyer en Bengaluru; editado en español por Carlos Serrano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.