Impacto de segunda ola de coronavirus en Colombia afectará economía en 2021:Banco Central

Nelson Bocanegra
·3  min de lectura
Foto de Archivo. Hernando Vargas, gerente técnico del Banco Central de Colombia, habla durante la presentación de un informe económico trimestral, en Bogotá.

Por Nelson Bocanegra

BOGOTÁ, 3 feb (Reuters) - La segunda ola de coronavirus por la que atraviesa Colombia tendrá un efecto sobre la economía durante todo el 2021, principalmente en el primer trimestre, que retrasará la recuperación, dijo el miércoles el gerente técnico del Banco Central, Hernando Vargas.

El banco emisor redujo la estimación de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año a un rango de entre 2% y 6%, con un 4,5% como cifra más probable, desde una proyección previa de entre 3% y 7%.

Al mismo tiempo, el banco estimó que la economía se habría contraído entre un 6,8% y 7,4% en 2020, con una caída de 7,2% como dato más probable, en comparación con una estimación anterior que proyectaba una baja de 6,5% a 9%.

Las principales ciudades del país decretaron desde finales de diciembre confinamientos sectorizados, toques de queda y restricciones a los compradores para contener la segunda ola de coronavirus en el país.

No obstante, Bogotá, la capital colombiana de ocho millones de habitantes, levantó a partir del miércoles la mayoría de las restricciones por una disminución de la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos, al 81%.

"Se ha presentado la materialización de varios riesgos, hemos experimentado un aumento de contagios de COVID-19 y nuevas medidas de aislamiento", dijo Vargas durante la presentación del informe trimestral del banco. "Esto obviamente retrasa la apertura de la economía y se traduce en un menor crecimiento en el año 2021, en particular en el primer trimestre".

"Prevemos que la segunda ola de COVID que ha afectado a la economía tenga de todas maneras algún impacto tanto sobre el PIB potencial como sobre los excesos de capacidad debido a los impactos de mediano plazo que pueda haber sobre la inversión, sobre la supervivencia de firmas, sobre la reasignación de recursos", agregó.

CONTRASTES

El banco disminuyó su estimación de inflación para este año en un rango entre 1,5% y 3%, con un 2,3% como cifra más probable, desde una proyección previa de 2,7%, manteniéndose por debajo de la meta puntual de largo plazo de 3%.

"Los excesos de capacidad serían mayores en el pronóstico de lo que habíamos previsto anteriormente y que dichos excesos se reducirían más lentamente, por lo cual prevemos una inflación más baja que se demora en converger un poco más a la meta, en 2022", agregó.

Vargas resaltó que existe un contraste en las expectativas entre el corto y el mediano plazo, dependiendo de la evolución de la pandemia de coronavirus y de las vacunaciones.

"En el corto plazo las nuevas cuarentenas y las restricciones pueden estar asociadas con mayor volatilidad en el producto, pero la vacunación haría prever que en el mediano plazo se podría presentar una recuperación más rápida", afirmó.

El presidente Iván Duque admitió el miércoles que el plan de Colombia para inmunizar unos 35,2 millones de personas contra el COVID-19 durante este año enfrenta riesgos externos e internos que lo pueden retrasar.

El Gobierno tiene previsto iniciar la vacunación el 20 de febrero.

Vargas calculó que la economía colombiana solo alcanzaría el nivel de crecimiento prepandemia hasta finales de 2022.

En las reuniones de diciembre y enero, dos de los siete miembros del directorio del Banco Central votaron por reducir la tasa de interés referencial en 25 puntos base, aunque la mayoría decidió mantenerla estable en un mínimo récord de 1,75%.

(Reporte de Nelson Bocanegra, reporte adicional de Carlos Vargas. Editado por Luis Jaime Acosta)