Un impacto de $65.000 millones sobre las arcas porteñas y los planes de Larreta

·3  min de lectura
Horacio Rodríguez Larreta y Alberto Fernández antes del quiebre que provocó la reducción de la coparticipación federal; el diálogo continuó después de eso, pero más distante.
Horacio Rodríguez Larreta y Alberto Fernández antes del quiebre que provocó la reducción de la coparticipación federal; el diálogo continuó después de eso, pero más distante.

Pese a las urgencias sanitarias y económicas, la decisión de la Corte Suprema de Justicia de citar para el próximo miércoles 21 a una audiencia de conciliación entre la Casa Rosada y la Ciudad. para analizar el reclamo de la administración de Horacio Rodríguez Larreta por el recorte de fondos de coparticipación que dispuso el presidente Alberto Fernández el año pasado, no pasará desapercibida para ninguna de las dos administraciones. Es que la aplicación del recorte se traduce en unos $65.000 millones menos para las arcas porteñas, según el cálculo realizado por la Ciudad para 2020 y 2021.

Diputados: con cambios y el apoyo de los diputados cordobeses, el oficialismo aprobó el recorte de fondos a la Capital

El impacto inmediato del recorte significó para la Ciudad dejar de percibir unos $150 millones diarios en 2020, a partir del ajuste de los fondos que se destinaron a financiar la infraestructura de la policía bonaerense tras la revuelta de esa fuerza. Según dio a conocer el gobierno de Rodríguez Larreta, el acumulado final del recorte el año pasado fue de $13.000 millones, mientras que para 2021 se esperaba una quita de $52.000 millones producto de la reducción del 1,18% de la coparticipación.

El recorte tuvo su correlación directa en el presupuesto porteño para 2021: suspensión o postergación de obras y proyectos, revisión de grandes contratos y servicios, como el de la recolección de basura y el mantenimiento hospitalario, mantenimiento mínimo y esencial del espacio público, reducción del gasto público que implica también las negociaciones paritarias, y la creación de un impuesto a los sellos por las transacciones con tarjetas de crédito.

El recorte también derivó en la inclusión del impuesto a las operaciones con tarjeta de crédito, del 1,2% de cada transacción, cuestionado por el Gobierno y hasta por el titular del Banco Central, Miguel Pesce. Con esta medida, que también se aplica en las provincias de Buenos Aires, Tucumán, Córdoba, Mendoza, Chaco, San Luis y Tierra del Fuego, la Ciudad espera recaudar $7700 millones para compensar la fuga de fondos.

La Ciudad anunció que también se vería afectado el plan de obras en el subte, con 20 proyectos que fueron revisados. Se postergó la compra de material rodante para las líneas A y D; las pruebas de potencia en las líneas B y C; las obras en las vías de las líneas C y E, entre otros trabajos en los túneles e instalaciones de la red, adelantó en su momento el gobierno porteño. Además, se suspendió la construcción de 95 kilómetros de ciclovías.

El traslado de la cárcel de Devoto a un complejo penitenciario que se construye en Marcos Paz para generar un proyecto inmobiliario de 48.000 metros cuadrados también entró en un paréntesis. Al igual que el parque temático y espacio público que se proyecta construir en el Mercado de Hacienda de Liniers. La misma suerte correrán el desarrollo del Distrito Joven en la Costanera Norte, con la inclusión de la superficie que hoy ocupa el predio de Costa Salguero; el inicio de las obras del Parque de la Innovación en las viejas tierras del Tiro Federal; la puesta en valor del teatro Alvear; los 52 kilómetros de túnel proyectados como parte del plan hidráulico y la finalización de las estaciones Villa Crespo-Chacarita y La Paternal del viaducto del tren San Martín.