IMEF eleva a 4.7% expectativa para inflación en 2021

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 14 (EL UNIVERSAL).- El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) modificó drásticamente su expectativa de cierre de año para la inflación a casi 5%, es decir muy lejos de la meta del Banco de México (Banxico) del 3% e incluso del rango de variabilidad de más/menos 1%.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) prevé una inflación de 3.80% para este año y de 3% para el 2022.

De acuerdo con la encuesta del Comité de Estudios Económicos del IMEF, el consenso de 33 de los economistas que lo integran cambió muy significativamente el pronóstico de la tasa de inflación para 2021 para pasar de 4% a 4.7%.

El 88% de los participantes ajustaron su expectativa al alza, sin embargo, la dispersión fue amplia, destacó el IMEF.

La expectativa más optimista situó a la inflación en 3.3%, en tanto que la más pesimista ve una tasa anual de 5.6%.

No obstante, los ejecutivos de finanzas están anticipando que las presiones inflacionarias se disiparán hasta el próximo año, colocando al Índice Nacional de Precios al Consumidor dentro del rango de variabilidad del Banxico.

Para el 2022, están esperando una inflación de 3.60% desde el 3.50% que preveían en la encuesta de abril.

Así, los integrantes consideraron que Banxico no modificará la tasa de política monetaria en este año al permanecer en 4%, nivel que subiría a 4.25% para el 2022.

En cuanto al crecimiento de la economía, tal y como se esperaba, el IMEF mejoró su pronóstico de 4.50% a 4.80% para el presente año, y se mantuvo en 2.70% para el siguiente.

En la evolución mensual de la expectativa para la tasa de crecimiento del producto interno bruto (PIB) del 2021, el 58% de los participantes incrementaron su estimación.

El consenso mejoró, en congruencia con los últimos datos de la actividad económica, esgrimió el Instituto.

Entre los participantes, los más optimistas consideraron que hay posibilidades de que el PIB se expanda hasta 6.5% en este año, y en el extremo, los pesimistas estimaron que será de 3.5%.

Respecto al empleo registrado ante el IMSS, la encuesta no reflejó cambios para este año con 400 mil plazas, sin embargo, el 50% de los economistas revisaron al alza esta variable.

Pero para el 2022, hubo un ajuste a la baja de 391 mil 500 puestos de trabajo a 382 mil.

No se percibe preocupación por el desempeño de las finanzas públicas, ya que el consenso no modificó su estimado de la encuesta previa al quedar en un déficit de -3.5% del PIB para el 2021 y en -3% para el próximo año.

Tampoco para el tipo de cambio, al reducir la cotización de 20.83 a 20.60 pesos por dólar, según el consenso con una paridad mínima de 19.60 y máxima de 22.50 pesos por billete verde.

Para las cuentas externas de este año, el consenso no consideró variaciones al sostener su estimado de un superávit de 0.1% del PIB, pero hubo quienes consideraron la posibilidad de un déficit de 1.7% del PIB hasta un saldo positivo de 2% del tamaño de la economía; para el 2022 redujeron el saldo negativo calculado para la cuenta corriente de -60% a -50% del PIB.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.