De imanes a influencers: la estrategia de Asia Central para combatir el extremismo

·4  min de lectura
Sesión de formación en redes sociales para imanes en Kyzylorda, ciudad del centro-sur de Kazajstán
Sesión de formación en redes sociales para imanes en Kyzylorda, ciudad del centro-sur de Kazajstán

WASHINGTON.- El extremismo islamista es un problema creciente en Asia Central, donde el interés por la religión ha ido en aumento desde el colapso de la Unión Soviética. Sin embargo, la práctica religiosa es todavía un fenómeno relativamente nuevo y los expertos dicen que esto hace que los ciudadanos sean especialmente vulnerables a la radicalización.

Este es un peligro particular en el valle de Ferghana, una región que se extiende a ambos lados de Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán y durante mucho tiempo ha sido un semillero de extremismo violento. Tanto Al-Qaeda como Estado Islámico (EI) han reclutado con éxito a miles de jóvenes de esta zona utilizando propaganda en línea.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Como respuesta, el Institute for War & Peace Reporting (IWPR) está capacitando a una nueva generación de personas influyentes en las redes sociales en Asia Central para difundir la tolerancia y contrarrestar el extremismo violento. Entre los pioneros se encuentra Yusufhon Zakaria, un imán kirguís de 38 años cuyo apoyo a la educación de las niñas le ha conseguido un gran número de seguidores en Instagram y Youtube, y también se está ganando el apoyo de miembros conservadores de su propia comunidad en Osh, en el valle de Ferghana.

Cuando Zakaria se unió a un programa innovador que IWPR lanzó en 2019 para capacitar a más de 400 imanes de Kirguistán, Kazajistán y Tayikistán, aprendió a tratar con los extremistas en su propio juego.

El clan Trump convierte a Florida en su nueva “Casa Blanca”

“Antes del curso, estaba registrado en las redes sociales, pero realmente no sabía cómo usarlas”, dijo Zakaria a IWPR. “La capacitación me enseñó que más corto y más dinámico era mejor, así que incluso cambié mis sermones para hacerlos más interesantes”.

Los participantes aprendieron a usar y publicar videos en Facebook, Youtube, Instagram y Telegram, así como a identificar la desinformación. Pronto se dieron cuenta de que, como tantos otros en la región, habían sido engañados por videos que mostraban noticias falsas.

El curso identificó un video distribuido por un grupo islámico radical, que aparentemente mostraba al presidente chino rezando en una mezquita. Muchos de los aprendices de imán habían visto el video e incluso lo habían compartido con sus amigos, creyendo que era cierto.

Los instructores señalaron que en realidad era un video del primer ministro de Malasia rezando en una mezquita de Pekín en 2004.

Zakaria, que siguió los pasos de su padre para convertirse en imán y predica junto a él en la mezquita Imam-Ata de Osh, inmediatamente comenzó a usar sus nuevas habilidades digitales para difundir su propio mensaje personal de tolerancia.

Yusufhon Zakaria, un imán kirguís de 38 años cuyo apoyo a la educación de las niñas le ha ganado un gran número de seguidores en Instagram y Youtube
Yusufhon Zakaria, un imán kirguís de 38 años cuyo apoyo a la educación de las niñas le ha ganado un gran número de seguidores en Instagram y Youtube


Yusufhon Zakaria, un imán kirguís de 38 años cuyo apoyo a la educación de las niñas le ha ganado un gran número de seguidores en Instagram y Youtube

Aunque es de etnia uzbeka, Zakaria viste ropa tradicional kirguisa y habla el idioma nacional. Esto es significativo dadas las tensiones de larga data entre las etnias uzbecas y kirguisas en el sur del país, que estallaron en violencia masiva en 2010.

La disputa fronteriza entre Uzbekistán y Kirguistán se centra en la demarcación unilateral de la frontera hecha por el primero de estos y su presunta confiscación de grandes extensiones de suelo kirguís, que se habían prestado a Uzbekistán para uso temporal durante el periodo soviético pero nunca los devolvió.

El primer video de Youtube de Zakaria recibió casi 800.000 visitas.

Y en su segunda publicación el imán abordó directamente el polémico tema de la educación de las niñas. En un video que llegó a tener 27.000 visitas, Yusufhon habló sobre los derechos de las mujeres y dijo que las niñas deben recibir una educación adecuada, lo que tuvo un impacto real en su propia comunidad: un aumento en el número de niñas matriculadas en las escuelas.

Zakaria ahora tiene 80.000 seguidores en Instagram y sus videos se están volviendo a publicar en toda la región, incluso en Uzbekistán, una de las sociedades más restrictivas del mundo.

Quién es la adolescente mexicana que con su mensaje disruptivo sorprendió en la cumbre climática

Una nueva publicación en Uzbekistán ha recibido casi 400.000 visitas, y las autoridades han solicitado que la formación especializada de IWPR se amplíe a sus imanes.

Uno de los primeras figuras en ganas notoriedad en las redes ha sido Mohammad Tawhidi, un imán reformista e influyente musulmán chiita australiano. Nacido en Qom, Irán, en 1982, el “Imán de la Paz”, como se lo conoce, tiene más de 800.000 seguidores en Twitter, la plataforma que utiliza para enviar mensajes de tolerancia y condenar actos de violencia.