El imán Maradona: el teléfono del DT, la clave para que Gimnasia sume seis refuerzos

Máximo Randrup

"A Diego le vamos a traer jugadores de jerarquía", aseguró Gabriel Pellegrino tras haber sido reelecto como presidente de Gimnasia. El máximo dirigente tripero, un poco por convicción y otro poco por la euforia del momento, se dejó llevar y a mediados de diciembre lanzó una promesa a lo grande. Apenas un mes después, el Lobo ya cuenta con seis futbolistas nuevos.

Si son (o no) de jerarquía resulta discutible. Se trata de un terreno absolutamente subjetivo, básicamente porque no hay una forma certera de medir esa cualidad. Lo concreto es que Gimnasia sumó refuerzos que no hubiese podido tentar si Maradona no fuese su entrenador. Mientras el fútbol argentino puede competir económicamente con pocas ligas del mundo, media docena de jugadores se inclinaron por el equipo de la Superliga que se encuentra en el escalón más bajo de los promedios.

¿Cómo se explica esta situación? El delantero Lucas Barrios, el último en sumarse al Lobo y el de mayor renombre de los que ya acordaron su vínculo, tiene la respuesta: "Cuando te habla Diego y te dice que te quiere en su plantel, es imposible decirle que no". De los seis que llegaron a Gimnasia hasta ahora, otros dos también recibieron el llamado del propio Maradona: el arquero Jorge Broun y el mediocampista creativo Matías Pérez García.

Para muchos futbolistas, además de la posibilidad de desempeñarse en una liga competitiva como es la argentina, representa la oportunidad de compartir vivencias con uno de los mejores jugadores de la historia. Conocerlo de verdad.

Las otras tres incorporaciones no precisaron de la intervención de Maradona. Sebastián Méndez fue clave en las contrataciones de los colombianos Harrinson Mancilla (volante central) y Jonathan Agudelo (atacante); a los dos los conoce bien porque los dirigió en Cúcuta Deportivo de la liga cafetera. Mientras que la comisión directiva, previa consulta al cuerpo técnico, llevó adelante las conversaciones con la representación del delantero Maximiliano Cuadra.

"Por suerte tenemos un director técnico que es un ídolo internacional; atrae muchísimo y los futbolistas que fueron contactados directamente por él me contaron que se terminaron de convencer con esos llamados de Diego. Por cómo está la situación económica del país y por nuestro difícil presente deportivo, hubiese sido imposible cerrar estos refuerzos sin la presencia de Maradona en el club", le admite el presidente Pellegrino a LA NACION.

El DT, quien viajó a Venezuela por temas políticos, está feliz con lo que tiene aunque todavía aguarda por un central. El defensor que pretende el entrenador, que sería la séptima incorporación, se concretaría en estos días.

Será un Gimnasia renovado, que tendrá como misión aferrarse a la primera división. El debut oficial de 2020 será el próximo viernes, ante Vélez y en el Bosque. Ese día, entre los 18 convocados, habrá varios recién llegados. ¿Cómo hizo el Lobo? Posee un imán que se llama Diego Maradona.

Los seis refuerzos

Jorge Broun (33 años): el arquero proviene de Ludogorets Razgrad de Bulgaria y no tuvo mucha regularidad en el último año. En la Argentina atajó en Rosario Central y Colón. Llega para reemplazar a Alexis Martín Arias, quien se fue de Gimnasia.Harrinson Mancilla (28 años): el mediocampista central colombiano llegó de Cúcuta Deportivo, elenco en el que era una pieza importante. Es un volante de contención y la ilusión del hincha es que llene el vacío que dejó Fabián Rinaudo hace un año, cuando emigró a Rosario Central.Matías Pérez García (35 años): es un clásico conductor y también viene de actuar en Cúcuta Deportivo de Colombia (por lo general jugaba como titular). Al igual que Mancilla y Agudelo fue dirigido por Méndez. Tiene una larga trayectoria y sus mejores momentos fueron en el ascenso a primera división con All Boys (temporada 2009/10) y en Tigre (entre 2012 y 2014).Jonathan Agudelo (27 años): como los dos futbolistas anteriores, el delantero colombiano llega desde Cúcuta Deportivo; en 2019 marcó 14 goles en 36 partidos. Puede desempeñarse como referencia de área o como segundo punta.Maximiliano Cuadra (24 años): es un delantero atrevido, que generalmente se mueve por afuera. Si bien pertenece a Racing, en la última temporada jugó en Unión; durante 2019, en el Tatengue, no logró afianzarse como titular.Lucas Barrios (35 años): el delantero es el más conocido de los refuerzos triperos. Jugó un Mundial (con Paraguay en 2010), fue bicampeón de la Bundesliga (con Borussia Dortmund en 2011 y 2012) y también ganó la Copa Libertadores de América (con Gremio en 2017). Llega de Huracán, donde marcó cuatro goles en 2019. No es la frutilla del postre solamente porque Maradona siente que a su plantel le falta un defensor.

Optimismo por Goltz

El central que quiere Gimnasia es Paolo Goltz. El defensor de 34 años se encuentra actualmente en Boca y en el Lobo confían que su contratación se cerrará en las próximas horas. "Vamos a esperar un poco más por la categoría del futbolista y porque Maradona lo quiere tener. Diego habló con el jugador y está con ganas de venir, pero todavía resta que lo libere su club", explica Pellegrino y agrega: "Si en unos días no se resuelve la cuestión, iremos por otra alternativa porque la intención es sumar un defensor". Además de jugar en el Xeneize, Goltz vistió las camisetas de Huracán, Lanús y América de México.