Imágenes revelan amenazas contra familia de funcionario republicano que Trump nombró en tuit sobre elecciones

·3  min de lectura

Un funcionario republicano reveló el lunes las amenazas que él y su familia sufrieron después de que el expresidente Donald Trump lo nombrara en un tuit destinado a anular el resultado de las elecciones presidenciales de 2020.

Al Schmidt, quien renunció a su cargo como comisionado de la ciudad de Filadelfia el año pasado, fue uno de los tres comisionados de la ciudad que formaban parte de la Junta Electoral del condado de la ciudad en noviembre de 2020 cuando Trump se centró en el conteo de votos de las elecciones presidenciales de su estado.

Pensilvania, con sus 20 votos electorales, fue fundamental para las posibilidades de Trump de seguir en la Casa Blanca. Pero en los días posteriores al día de las elecciones, quedó claro que Joe Biden, gracias en gran parte a su decisivo margen de victoria en Filadelfia, ganaría el estado y la presidencia.

Fue entonces cuando Trump, quien alegó falsamente fraude, comenzó a exigir que los funcionarios electorales dejaran de contar las boletas electorales por correo en Filadelfia, lo que puso a Schmidt en el centro de una tormenta. El 11 de noviembre, Trump atacó directamente a Schmidt en las redes sociales.

“Un tipo llamado Al Schmidt, comisionado de Filadelfia y republicano solo de nombre (RINO), es utilizado a lo grande por los medios de noticias falsas para explicar cuán honestas fueron las cosas con respecto a las elecciones en Filadelfia”, tuiteó Trump. “Él se niega a mirar una montaña de corrupción y deshonestidad. ¡Ganamos!”.

Las consecuencias de ese tuit, testificó Schmidt ante el Comité Selecto de la Cámara sobre el ataque del 6 de enero, fueron bastante significativas.

Schmidt testificó que él y su familia recibieron amenazas detalladas contra sus vidas, con un mensaje que menciona específicamente que sus hijos recibirían “disparos fatales”. El comité vio el contenido de varias de esas amenazas, que Schmidt testificó el año pasado ante un comité del Senado con el fin de “intimidarnos y obligarnos a no contar todos los votos válidos”.

“Después de que el presidente tuiteó mi nombre y me criticó de la forma en que lo hizo, las amenazas se volvieron mucho más específicas”, comentó Schmidt. “Mucho más gráficas. E incluyeron no solo a mí, por nombre, sino también a miembros de mi familia, por nombre, sus edades, nuestra dirección, fotografías de nuestra casa. Todos los detalles que se puedan imaginar. Eso fue lo que cambió con ese tuit”.

Al final Biden ganó Pensilvania por poco más de 80.000 votos. Su margen de victoria en Filadelfia, donde Schmidt ayudaba a administrar el proceso electoral, fue de más de 450.000 votos. No hubo evidencia de fraude en el proceso de conteo de votos, solo de un resultado cerrado que elevó a Biden.

El testimonio de Schmidt ayuda a revelar el alcance de una campaña para presionar a funcionarios relativamente desconocidos para que intervinieran contra la democracia después de las elecciones que dejó a los funcionarios con temores por su seguridad y la de sus familias.

El Comité Selecto de la Cámara expresó su aprecio por Schmidt, así como por el exfiscal federal para el Distrito Norte de Georgia, BJay Pak, por su testimonio y compromiso con la democracia.

“Quiero agradecer tanto al Sr. Pak como al Sr. Schmidt por su servicio, por su testimonio y por defender el estado de derecho”, declaró la representante Zoe Lofgren de California.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.