Activistas: El daño causado por EEUU a solicitantes de asilo es "irreparable"

Agencia EFE
·4  min de lectura

Los Ángeles, 19 feb (EFE News).- El daño causado por Estados Unidos a los solicitantes de asilo “es irreparable”, resaltaron este viernes defensores de los inmigrantes al darse los primeros pasos para desmantelar el programa Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), medida insignia de la Administración del hoy expresidente Donald Trump.

“Fue una tortura lo que Estados Unidos hizo. Traumatizamos nuevamente a personas que ya habían sufrido mucho”, dijo a Efe Dulce García, directora de la organización Border Angels, que presta ayuda a los migrantes en la frontera entre California y México.

"En los dos últimos dos años el daño causado por Estados Unidos a los solicitantes de asilo es irreparable", añadió la activista.

MILES EN VULNERABILIDAD

Las críticas al plan impulsado por Trump, que obligaba a permanecer en México a los solicitantes de asilo, se dan justo el primer día en que se permitió el ingreso del primer grupo de participantes de MPP, tras la decisión del Gobierno del actual presidente, Joe Biden, de poner fin a la controvertida medida.

Los 25 inmigrantes, entre los que había niños, ingresaron por el puerto de entrada de San Ysidro, California, a bordo de un autobús y llevados por activistas a hoteles donde se les permitirá estar mientras emprenden viaje a su destino final.

El grupo fue seleccionados por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) debido a su "alta vulnerabilidad" entre los 25.000 inmigrantes que la organización considera que aún están enrolados en el programa.

Pero entre los aplausos y la alegría por el desmantelamiento del MPP, los activistas no quieren que se olvide el daño causado a estos inmigrantes desde que comenzó el programa en enero de 2019, cuando Trump describió como una "crisis" en la frontera el ingreso a suelo estadounidense desde México de miles de personas indocumentadas.

VÍCTIMAS POR DOBLE PARTIDA Una investigación de Human Rights First actualizada este viernes encontró que existen 1.544 casos denunciados públicamente de asesinato, violación, tortura, secuestro y otras agresiones violentas contra solicitantes de asilo y migrantes obligados a regresar a México bajo esta política.

Kennji Kizuka, investigador de esta organización, destacó que el daño causado por el programa fue “inmenso”.

Entre estos casos figuran 318 de niños devueltos a México que fueron secuestrados o casi secuestrados, destaca el informe.

García subrayó que estas cifras solo son una pequeña muestra de lo que enfrentaron los migrantes en México, ya que muchos no se atrevieron a denunciar.

“El Gobierno de México también falló, a muchos migrantes no se les dio permiso de trabajo, los albergues se quedaron sin recursos, y la pandemia (de covid-19) terminó de agravar la situación para estos inmigrantes”, agregó la activista, quien es también abogada de inmigración.

Se estima que la anterior Administración expulsó a México a cerca de 70.000 solicitantes de asilo desde que comenzó el programa, y que un gran número de ellos decidieron abandonar la solicitud al perder las esperanzas.

DESESPERADOS

Enrique Morones, director de la organización Gente Unida, señaló que se necesita una acción urgente para poder agilizar el ingreso de los solicitantes y evitar que muchos, en su afán por entrar a EE.UU., decidan atravesar el desierto y arriesgar sus vidas en medio del invierno.

García coincide con Morones. La abogada, que ha estado del otro lado de la frontera, ha sido testigo de la ansiedad que existe entre los que esperan. “Ya es tanto el tiempo que han estado allí que no quieren creer a los directores de los albergues, y quieren pasar a como dé lugar”, afirmó.

La abogada señala que si los solicitantes de asilo bajo MPP no se someten al conducto regular de ACNUR no podrán calificar y serán regresados por las autoridades estadounidenses. “Van a perder sus casos”, sostuvo.

Además, dijo, actualmente el programa está cerrado y no se están aceptando nuevas solicitudes, en una alerta a los recién llegados a la frontera para que no se dejen estafar. al igual que a posibles inmigrantes que desde sus países de origen se animen tras el ingreso de este primer grupo.

García considera que el proceso para recibir a estos solicitantes de MPP se extendería todo el año.

“No podemos darles protección mientras siguen esperando. Seguirán expuestos en medio de la pandemia y del crimen que no se detiene en la frontera, una consecuencia más de las desastrozas políticas de la Administración anterior”, lamentó.

Por su parte, el Departamento de Seguridad Nacional, que ahora lidera el cubano-estadounidense Alejandro Mayorkas, ha puntualizado que con la llegada de la Administración Biden no ha habido "ningún cambio en la aplicación de la ley en las fronteras", que permanecen cerradas a los viajes no esenciales debido a la pandemia bajo el Título 42.

Y ha aclarado que la decisión sobre el MPP "no debe interpretarse como una oportunidad para que las personas emigren de manera irregular a Estados Unidos".

(c) Agencia EFE