La ilusión duró poco: tras 8 días a la baja, vuelve a subir el riesgo país

Javier Blanco
·3  min de lectura
El riesgo país superó la barrera de los 3000 puntos
Bryan R. Smith

La tasa de riesgo país, que acumulaba 8 ruedas moviéndose a la baja tras alcanzar un pico de 1650 puntos (el máximo post canje) el pasado miércoles 10, rebota hoy 10 puntos (0,7%) en medio de un brote global de aversión al riesgo y en momentos en que el ministro de Economía, Martín Guzmán, se reúne con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, en Washington en el punto culminante de la agenda que lo llevó a pasar varios días en Estados Unidos.

El aumento se produce aun cuando la tasa de rendimiento de los bonos del Tesoro norteamericano, que sirve de parámetro para ese índice, cae de 1,73 a 1,64 por ciento. Ese dato confirma que la suba del riesgo responde exclusivamente a un repliegue de los bonos más referenciales de la deuda externa argentina, aquellos que venían recuperando algo de valor tras ser duramente castigados en las últimas semanas y que en la jornada caen 1% promedio en el exterior y hasta 2,5% en la plaza local.

El repliegue llega en momentos en que el mercado espera conocer los resultados del encuentro de Guzmán con Georgieva, en una jornada en la que se conoció que miembros del Grupo Ad Hoc de tenedores de bonos de la provincia de Buenos Aires presentaron el martes una demanda contra la provincia gobernada por Axel Kicillof en el Tribunal para el Distrito Sur de Nueva York. Es por el “continuado default de los pagos programados de intereses y/o capital” de los títulos bonaerenses, en lo que significó un rechazo abierto a la actualización de la oferta de canje que hizo esa administración antes de la finalización del período de invitación que concluye el viernes.

“Los miembros del Grupo que hoy han presentado reclamos siguen abiertos a considerar propuestas que reflejen fielmente la realidad de la situación financiera y económica de la provincia”, dijeron en un comunicado, en el que destacaron que mientras tanto “tienen la intención de proseguir enérgicamente los procedimientos legales que han iniciado y se reservan en su totalidad sus derechos a ejercer cualquier otra acción o recurso adicional en cualquier momento”.

A esto se suma la presión que desató sobre quienes están expuestos en los mercados emergentes la devaluación de la lira turca, situación que debilitaba otra vez a las monedas (el peso colombiano se hundía 4%) y bonos de la región considerados como más especulativos.

También influyen los datos que podrían surgir de la exposición del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, y de la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ante el Congreso de Estados unidos, en momentos en que el mercado busca pistas sobre su tolerancia a mayores rendimientos de los bonos.

“Los activos locales están presionados no sólo por la expectativa que despierta la reunión del equipo económico con el FMI, en busca de al menos lograr una refinanciación, sino también la nueva oferta de canje de la provincia de Buenos Aires”, explicó el analista financiero Gustavo Ber.