Iker Casillas confiesa crisis de pareja por su infarto y el cáncer de Sara Carbonero

Anna Sanchez
·3  min de lectura
MADRID, SPAIN - DECEMBER 13:  (L-R) Iker Casillas and his wife Sara Carbonero attend the 80th Anniversay of 'Marca' Newspaper at Royal Palace on December 13, 2018 in Madrid, Spain.  (Photo by Paolo Blocco/WireImage)
Iker Casillas se sincera sobre el estado de su matrimonio con Sara (Photo by Paolo Blocco/WireImage)

Este año 2020 ha sido realmente distinto en muchos aspectos para la pareja formada por Sara Carbonero e Iker Casillas.

La periodista y el ex futbolista han tenido que enfrentarse a adversidades realmente serias por temas de salud. Iker sufrió un infarto, Sara batalla contra el cáncer y, por muy famosos que sean, no dejan de ser humanos y cuando en una pareja existe tanta presión como la que provocan dos patologías tan graves, la cosa puede unirlos o distanciarlos.

En su caso parece que les ha distanciado dando forma a una crisis a causa del desgaste que suponen estas enfermedades y, de hecho, hace meses que los rumores de que la cosa no va bien persiguen a la pareja.

Ahora que Iker Casillas cierra su etapa profesional más importante al retirarse del futbol, Sara y él han decidido hacer las maletas y abandonar Portugal junto a sus hijos Lucas y Martín. El país que ha sido su hogar durante el último lustro ahora será, quizá, solo un destino vacacional para la familia.

El ex guardameta del Real Madrid y la periodista de Mediaset ya se encuentran en España y han recibido todas sus pertenencias de la casa de Oporto. Ahora, en plena mudanza para colocarlo todo en su sitio e intentar volver a tener cierta rutina en nuestro país, Iker se sincera como nunca.

Casillas ha confesado con tristeza a la revista Semana que quizá no ha sido apoyo suficiente para su esposa en esta dura etapa, en sus palabras que ocupan la portada del semanario: “No he estado con Sara todo lo que debería”.

Leyendo su declaración parece un ‘mea culpa’ entonado públicamente y es que, entre su propia salud y todos los cambios profesionales sufridos, quizá Iker no ha sabido estar a la altura de la situación para Sara.

De hecho, Iker revela lo que ya era un secreto a voces diciendo que tanto su infarto como el cáncer de Sara Carbonero han hecho tambalear sus cimientos. El matrimonio no pasa por su mejor momento pero, insisto, con todo lo que llevan batallando este 2020 incluyendo el coronavirus que ha implicado el confinamiento, es lo más natural del mundo.

El ex portero ha sido valiente acallando los rumores y explicando de dónde viene ese “tambaleo de cimientos” de la relación. Casillas no habla de separación ni de divorcio así que, por ahora, la pareja seguirá luchando unida con lo que les depare el destino como hacen desde una década atrás.

Ahora que Iker trabajará en España junto a Florentino Pérez en calidad de asesor, quizá tiene más tiempo (o lo saca) para acompañar a Sara en su camino vital porque, seguramente, lo necesita más que nunca a su lado.

Más historias que te pueden interesar

10 años del beso de Iker Casillas y Sara Carbonero en el Mundial

Iker Casillas y Sara Carbonero, ante una etapa llena de nuevos retos

Iker Casillas anuncia su retirada del fútbol