Una Iglesia “selectiva” es una “secta”, dice el papa Francisco sobre los que rechazan a las personas LGBT

·2  min de lectura

En una carta manuscrita en español, el papa Francisco afirmó que la Iglesia Católica no rechaza a los integrantes de la comunidad LGBT, sino que son las personas las que lo hacen.

En respuesta a algunas preguntas planteadas por el padre jesuita, James Martin, que se dedica a la pastoral con personas LGBT, el pasado 5 de mayo, el vicario de Cristo aseguró que el “estilo” de Dios es “cercanía, misericordia y ternura”.

Los cuestionamientos, según el religioso, son los que suelen hacer los católicos que se reconocen parte del colectivo de una orientación sexual diferente a la heterosexual. Las respuestas de su santidad se publicaron en una pequeña entrevista que el jesuita colgó en su sitio web Outreach.

“Respecto a tus preguntas, se me ocurre una respuesta muy sencilla”, escribe Francisco. “Dios es Padre y no reniega de ninguno de sus hijos. Y el "estilo" de Dios es "cercanía, misericordia y ternura". A lo largo de este camino encontrarán a Dios”, continúa.

Respecto a lo que el papa Francisco quisiera que las personas LGBT supieran de la Iglesia, dijo que le “gustaría que leyeran el libro de los Hechos de los Apóstoles’’, en donde “encontrarán la imagen de la Iglesia viva”.

Ante la petición de lo que podría decirle a un católico LGBT que ha sido rechazado en la Iglesia, el papa respondió:

“Quisiera que lo reconocieran no como "el rechazo de la Iglesia", sino como el de "personas en la Iglesia". La Iglesia es una madre y convoca a todos sus hijos. Tomemos como ejemplo la parábola de los invitados al banquete: "los justos, los pecadores, los ricos y los pobres, etc." (Mateo 22, 1-15; Lucas 14, 15-24). Una Iglesia "selectiva" de "pura sangre" no es la Santa Madre Iglesia, sino más bien una secta, sentenció el monarca católico.

Francisco escribió al sacerdote el año pasado, agradeciéndole por su apostolado.

“Eres un sacerdote para todos y todas, como Dios es Padre de todos y todas. Rezo por ti para que puedas continuar de este modo, siendo cercano, compasivo y con mucha ternura”.

Este es un acercamiento más del pontífice a los que ordinariamente son considerados como ajenos a la Iglesia, como lo hiciera hace algunos meses con los que no están casados y con los divorciados.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.