Iglesia católica pide dejar a un lado diferencias tras elecciones

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 13 (EL UNIVERSAL).- Luego de la elecciones del pasado 6 de junio y de que se diera a conocer un mapa de la Ciudad de México "pintada" de dos colores, claramente dividida por preferencias políticas, la Iglesia Católica pidió a los ciudadanos dejar un lado las diferencias y mantenerse unidos para crear a partir de lo que nos une: el deseo de un país próspero y pacífico en donde prevalezca el bien común y se ofrezcan oportunidades de desarrollo para todos.

En su editorial del semanario "Desde la Fe", mencionan que las elecciones más complejas de la historia moderna de México nos dejaron un escenario igual de complejo, y pasada la "fiesta de la democracia", es tiempo de comenzar a trabajar en la unidad, resaltando que es el momento de combatir lo que el Papa Francisco ha llamado "la enfermedad mortal de la división".

"Cada uno, en lo pequeño, puede comprometerse a ser constructor de fraternidad, a ser sembrador de fraternidad, a trabajar en la reconstrucción de lo que se ha roto, en vez de alimentar la violencia. Promovamos el diálogo, el respeto por el otro, la custodia del hermano, la comunión", pidió el Papa Francisco.

Además reiteró a los gobernantes electos que su responsabilidad con la sociedad es servir, "es momento de demostrar por qué fueron elegidos y de caminar en miras de construir proyectos conjuntos en favor de los más necesitados".

Para finalizar, mencionan que como Iglesia, reafirman su compromiso para trabajar en la construcción de un México mejor. Resaltando que para esto, es indispensable respetarnos en nuestras legítimas diferencias y trabajar por la fraternidad entre los creyentes, y así colaborar en la construcción del Reino de Dios en la sociedad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.