La Iglesia católica pide centrarse en la atención a las víctimas de abuso sexual

Asunción, 14 mar (EFE).- Con un llamado a escuchar y apoyar a las víctimas en su proceso de recuperación, la Iglesia católica de Latinoamérica instaló este martes en Paraguay un congreso para reflexionar sobre los casos de abuso sexual que involucran a sus integrantes y su respuesta como institución.

En declaraciones a EFE, el presidente de la Pontificia Comisión para la Protección de Menores, el cardenal estadounidense Seán O’Malley, consideró que a las víctimas "es importante, primeramente, escucharlas".

O’Malley, quien abordó en su disertación "La respuesta institucional de la Iglesia a las víctimas de abuso", propuso acompañar a los afectados y "darles el cuidado pastoral para ayudarles en su proceso de recuperación, de sanación".

Sobre el abuso, lo consideró un "problema humano" contra el que deben trabajar conjuntamente las autoridades civiles y distintas organizaciones.

En su exposición ante el II Congreso Latinoamericano "Atender, Informar, Comunicar, claves para una gestión eficaz en los casos de abuso sexual", el jerarca reconoció que en el seno de la Iglesia católica "hay víctimas y agresores, encubridores y descubridores, traumas y curaciones".

Pero aseguró que, al mismo tiempo, "hay personas que reconocen la culpa y trabajan por cambios fundamentales".

Como parte de su intervención, el también arzobispo de la ciudad estadounidense de Boston leyó un mensaje enviado expresamente a los asistentes por el papa Francisco.

"El abuso sexual por parte del clero y su encubrimiento por parte de obispos y superiores ha dejado una herida indeleble en el cuerpo de Cristo, la Iglesia, debido al daño causado a tantas personas", señaló el sumo pontífice.

Y advirtió de que "cualquiera que disminuya el impacto de esta historia y minimice el peligro actual, deshonra a aquellas que han sufrido tanto y engaña a aquellos que dicen servir".

En la apertura de la jornada, el cardenal de Paraguay, Adalberto Martínez Flores, consideró un "privilegio y una gran responsabilidad" para su país acoger este encuentro, en el que destacó se abordarán, entre otros, "los desafíos que nos plantean los abusos en los ámbitos eclesiales".

"El santo padre nos escribió una carta donde nos anima a seguir trabajando seriamente en la protección de los niños, las niñas y los adultos vulnerables", comentó Martínez a EFE, quien vio este congreso como un "regalo" para su país.

Martínez resaltó, entre otros, que el papa llamó a crear "frentes comunes" con "protocolos propios" que permitan transformar a los miembros del clero en "apóstoles del cuidado y de la protección".

Este congreso, organizado, entre otros, por la Conferencia Episcopal de Paraguay (CEP) y el Centro de Investigación y Formación de Protección al Menor (Ceprome), se extenderá hasta este jueves.

Entre los líderes eclesiales y representantes religiosos participantes destacan los españoles Jordi Bertomeu Farnós, quien es oficial del Dicasterio de la Doctrina de la Fe; Yago de la Cierva, docente en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, en Roma; y el arzobispo de Malta, Charles Scicluna.

(c) Agencia EFE