La Iglesia católica argentina convoca a una misa contra el aborto en el Día de la Mujer

Agencia EFE

Buenos Aires, 6 feb (EFE).- La Iglesia católica argentina convocó a una misa en favor de "la protección de la vida humana desde la concepción" el próximo 8 de marzo, cuando se celebre el Día de la Mujer, tras el anuncio del presidente Alberto Fernández de que enviará al Congreso un proyecto de ley para despenalizar el aborto.

La misa se celebrará el domingo 8 de marzo en la Basílica de Nuestra Señora de Luján, patrona de la Argentina, bajo el lema "Sí a las mujeres, sí a la vida".

"En el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer y con motivo del anunciado tratamiento legislativo del proyecto de legalización del aborto, la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina invita a todos los obispos a concelebrar en la misa que tendrá lugar en la Basílica de Luján para pedir por la protección de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural", señala el comunicado del órgano eclesiástico.

La convocatoria se conoce luego de que Fernández confirmara este miércoles durante su visita a Francia que enviará al Congreso un proyecto de "ley que termine con la penalización del aborto y permita la atención de cualquier aborto en un centro público".

"En la Argentina el aborto es un delito. Es un extraño delito donde casi nunca se condena a ninguna mujer por aborto, pero todos sabemos que el aborto existe. ¿Cuál es el problema de que exista un delito de aborto? Que todo aborto se vuelve clandestino y en la clandestinidad el riesgo de vida y el riesgo de salud de la mujer se potencia", sostuvo el mandatario durante una conferencia en el Instituto de Estudios Políticos de París.

Fernández reiteró su decisión de impulsar la despenalización del aborto una semana después de haberse reunido con el papa Francisco en el Vaticano.

De acuerdo a la Oficina de Prensa de la Santa Sede, durante el encuentro se dialogó sobre varios temas de la agenda argentina, entre ellos la crisis económica, la pobreza y la protección de la vida desde su concepción.

El Senado argentino rechazó en 2018 un proyecto de Ley sobre la Interrupción Voluntaria del Embarazo, pese a que ya contaba con la aprobación de la Cámara de Diputados, en medio de multitudinarias manifestaciones a favor y en contra del aborto en el país sudamericano.

El aborto está penado desde 1921 por el Código Penal argentino, que sólo lo autoriza en caso de que el embarazo ponga en peligro la vida o la salud de la mujer o si proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido a una mujer demente.

Sin embargo, la interrupción del embarazo en estos casos particulares suele ser de difícil aplicación en general debido a la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios y a trabas del sistema, pese a que la Corte Suprema aclaró en 2012 que no es necesaria una autorización judicial para realizar el aborto legal en caso de violación.

El aborto es la principal causa de mortalidad materna en gran parte del país.

No existen en Argentina cifras oficiales, pero según estimaciones de 2006, cada año se practican entre 370.000 y 522.000 abortos clandestinos.

(c) Agencia EFE