IECM realiza Conversatorio sobre Parlamento Abierto

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 5 (EL UNIVERSAL).- El Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) realizó el Segundo Conversatorio Virtual, para abordar el tema "Parlamento Abierto", para explicar a los capitalinos este mecanismo de transparencia, mediante el cual puede conocer cómo cumplen los congresos con su labor.

Además, de cómo procesan sus sesiones, cómo dictaminan las iniciativas de ley y cómo participan en el nombramiento de altos cargos públicos, entre otras funciones del Poder Legislativo.

En el Conversatorio, transmitido a través del canal de YouTube del IECM, participaron a la distancia la consejera Carolina del Ángel Cruz, presidenta de la Comisión de Educación Cívica y Construcción de Ciudadanía del IECM, Guadalupe Polo Herrera, Anahí Gutiérrez Luna y Khemvirg Puente.

Del Ángel Cruz señaló que el Parlamento Abierto, es un modelo de representación política alternativo y moderno, cuya base es la interacción entre representantes y representados, y sirve como mecanismo para garantizar la rendición de cuentas y el acceso a la información pública de manera proactiva.

Destacó la consejera que la esencia de una democracia, es la pluralidad donde todas las voces sean escuchadas y, en ese sentido, el Parlamento Abierto es un ejercicio plural y necesario en nuestra sociedad, que utiliza el poder como un recurso para atender sus demandas y no como una acción de dominación.

En su oportunidad, Gutiérrez Luna, académica de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, habló de cómo surgió y cómo funciona el Parlamento Abierto.

Asimismo, compartió algunas buenas prácticas que han existido en la implementación de esta iniciativa, cuyo propósito es destacar con realismo la labor legislativa y así lograr acercarla más y mucho mejor a la ciudadanía.

A su vez, Puente, también académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, expuso las características de un Parlamento Abierto, del cual destacó la importancia de exigir a las instituciones que abran sus puertas para que exista una rendición de cuentas real y una transparencia plena.

Durante el Conversatorio, se enfatizó que el congreso democrático moderno, no solo debe representar la pluralidad y la diversidad, sino que debe ser transparente en sus funciones, eficaz en la atención de las demandas, responsable por sus acciones, y, lo más importante, debe ser un espacio público dispuesto al escrutinio y la participación de la sociedad.