¿Cómo se puede identificar un melanoma?

México, 18 May (Notimex).- El melanoma es un tipo de cáncer de piel que se origina cuando las células que dan a ésta su color bronceado o marrón (melanocitos), comienzan a crecer fuera de control.

De acuerdo con datos de Globocan, en el 2018 se registraron alrededor de tres mil casos nuevos y más de 700 muertes en todo el país.

Héctor Martínez Said, presidente de la Sociedad Mexicana de Oncología (SMeO), para poder identificar un melanoma se debe seguir la regla "ABCDE”, que describe las características de este padecimiento en una etapa inicial:

A de Asimetría: la mitad del lunar no es igual a la otra mitad.

B de Borde: los bordes son irregulares, desiguales, dentados o poco definidos. A diferencia de los lunares que si tienen los bordes definidos.

C de Color: el color no es uniforme y pudiera incluir sombras de tonalidad marrón o negras, y en algunas ocasiones con manchas rosadas, rojas, azules o blancas.

D de Diámetro: la mayoría de los melanomas miden más de seis milímetros de ancho, aproximadamente más que el tamaño de una goma de borrar de un lápiz.

E de Evolución: presentan cambios en el tamaño, la forma o el color durante las últimas semanas o meses.

Además, la exposición a la luz ultravioleta podría desempeñar un papel importante en el desarrollo del melanoma, los cuales tienen formas diferentes y aparecen en diferentes zonas del cuerpo según sea la causa.

Por ejemplo, los que se originan por quemaduras en la niñez aparecen en la espalda, pecho y piernas, a diferencia del que los que se presentan en el rostro, el cuello y los brazos, donde la exposición al sol es más constante.

Según el especialista, además de la exposición a la luz ultravioleta, existen otros factores que aumentan el riesgo de manifestar este tipo de cáncer cutáneo, entre los cuales destacan:

Las personas blancas: quienes tienen tonalidades de piel muy claras o cabello de color rubio y pelirrojo, que además tienen ojos azules o verdes, son más vulnerables ya que tienen pocas cantidades de melanocitos.

Personas con muchos lunares: por lo general, los lunares no causan ningún problema, sin embargo, una persona que tiene muchos lunares es más propensa a padecer melanoma.

Contar con antecedentes familiares: el riesgo de padecer melanoma es mayor si uno o más familiares de primer grado, es decir, la madre, padre, hermano/a, hijo/a, han tenido este padecimiento.

Martínez explicó que el melanoma más frecuente en la población mexicana es el denominado acral lentiginoso, el cual no tiene relación con la exposición solar y habitualmente sale en las palmas de las manos o las plantas de los pies, así como por debajo de las uñas.

La cirugía es la opción de tratamiento principal para la mayoría de los melanomas, y generalmente los cura en su etapa inicial. Por otro lado, la quimioterapia se puede usar para tratar los casos más avanzados.

-Fin de nota-

 

NTX/AYE/ACP