"Murieron en la escuela": el horror de los internados para niños nativoamericanos se extiende a EEUU

·4  min de lectura

Los perturbadores descubrimientos de cientos de tumbas de niños nativoamericanos en terrenos de antiguas escuelas en Canadá, donde los menores vivían internados y eran con frecuencia maltratados y privados de su identidad, tiene un correlato en Estados Unidos, donde también se han comenzado a documentar posibles casos similares.

Ahora, se han identificado los nombres de 102 estudiantes de una escuela federal en Nebraska para niños nativoamericanos que, se afirma, murieron en ese plantel. Con todo, aún no se ha identificado el cementerio o las fosas en donde esos niños fueron enterrados.

Niñas y adolescentes nativoamericanas de la tribu Omaha en la escuela Carlisle Indian school, en Pennsylvania, hacia 1880. (Getty Images)
Niñas y adolescentes nativoamericanas de la tribu Omaha en la escuela Carlisle Indian school, en Pennsylvania, hacia 1880. (Getty Images)

Según el periódico Omaha World-Herald, la escuela Genoa Indian School operó en la localidad de Genoa, Nebraska, entre 1884 y 1934 y miles de estudiantes nativoamericanos pasaron por sus aulas, con hasta 600 al mismo tiempo en su momento de mayor matrícula.

Los 102 nombres fueron identificados por el Proyecto de Reconciliación Digital de la Genoa Indian School, y aunque se cree que algunos podrían estar duplicados, se trataría de menores que asistieron a esa escuela y murieron allí. Pero de ello no habrían quedado registros oficiales y los nombres pudieron ser determinados solo tras analizar miles de documentos, incluyendo archivos de periódicos de la época.

Y esos 102 serían solo la punta del iceberg, pues se teme que la cantidad de niños que murieron en esa escuela y de los cuales se perdió el rastro podrían ser muchos más.

En escuelas como la Genoa Indian School, niños nativoamericanos vivían internados tras ser separados de sus padres (con frecuencia de modo forzado) y en ellas eran sometidos a un proceso de destrucción de su identidad indígena, se les forzaba a abandonar su lengua nativa y sus costumbres tradicionales y eran obligados a practicar el cristianismo.

A ese proceso de asimilación forzada, que según se ha denunciado incluyó maltrato físico y mental, fueron sometidos miles de menores nativoamericanos tanto en Estados Unidos como en Canadá. Los hallazgos de cientos de tumbas de niños en una escuela canadiense para nativoamericanos en Columbia Británica en mayo pasado consternaron a ese país con reverberaciones que han llegado a Estados Unidos. 

En Canadá se han seguido hallando restos de esos menores y en Estados Unidos, donde desde finales del siglo XIX hasta mediados del siglo XX operaron 25 grandes escuelas financiadas con fondos federales pero donde llegaron a operar al menos 367, según la organización National Native American Boarding School Healing Coalition, la historia de maltrato y de muerte que también habría tenido lugar en esos planteles está apenas comenzando a ser abordada en la opinión pública a escala general.

Estudiantes nativoamericanos de la tribu Omaha en la escuela Carlisle Indian school, en Pennsylvania, hacia 1880. (Getty Images)
Estudiantes nativoamericanos de la tribu Omaha en la escuela Carlisle Indian school, en Pennsylvania, hacia 1880. (Getty Images)

En el caso de la escuela en Genoa, Nebraska, que albergó a estudiantes nativoamericanos de entre 4 y 22 años, aún no se han hallado tumbas pero la búsqueda de los restos de esos menores continúa en un cementerio local con la participación de la Comisión de Asuntos Indígenas de Nebraska.

"Esos niños murieron en la escuela… No tuvieron la oportunidad de ir a casa. Pienso que sus descendientes tienen el derecho de saber lo que les pasó a sus ancestros", dijo al Omaha World-Herald Margaret Jacobson, profesora de historia de la Universidad de Nebraska-Lincoln y una de las directoras del proyecto que ha identificado los 102 nombres.

Muchos de los menores en esa escuela de Genoa murieron de enfermedades. Reportes de autoridades de 1892 citados por los investigadores mencionan que "en febrero nuestra escuela se incrementó en 140 niños indígenas del sur… A poco de su arribo se desató una epidemia de sarampión que se extendió rápido en la escuela. Llegó a haber 105 en cama al mismo tiempo. Como secuela, tuvimos numerosos casos de fiebre pulmonar, de la que 10 murieron. Con dos excepciones, las muertes se confinaron a dos tribus: apaches y arapahoes".

Registros también hablan de muertes por accidente, indicó el Omaha-World Herald, por ejemplo el caso de un adolescente que murió ahogado en 1909, otro que falleció al ser golpeado por un tren en un lugar cerca de la escuela y otro que, en 1898, murió de un balazo luego de que otro estudiante estaba jugando con una pistola en la escuela.

Hasta el momento, señala el Omaha World-Herald, en Genoa se usa un mapa de 1920 donde se han identificado tres áreas en el cementerio local en las que se usará un radar de penetración para identificar si se encuentran restos enterrados allí.

El caso de Genoa, Nebraska, sería solo de uno de muchos otros casos en los que menores nativoamericanos murieron en escuelas estadounidenses en las que estaban internados, una realidad punzante que apenas está siendo conocida a escala general e impone un proceso de investigación y dignificación para honrar la memoria de los que murieron y para, en la actualidad, no repetir esos graves abusos y promover la igualdad, la equidad, los derechos humanos y el respeto a las identidades diversas.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Canadá: nueva búsqueda de restos de niños indígenas en internados católicos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.