Ibrahimovic anota y Milan se impone en cancha de Cagliari

DANIELLA MATAR
1 / 2

ITALIA-LIGA

Zlatan Ibrahimovic festeja tras anotar el segundo tanto del Milan ante el Cagliari, en un encuentro de la Serie A italiana, disputado el sábado 11 de enero de 2020 (Spada(/LaPresse via AP)

Zlatan Ibrahimovic está de regreso.

El astro sueco jugó de inicio por primera vez desde su regreso al Milan y anotó el sábado. Los Rossoneri cortaron una larga sin anotar y se impusieron 2-0 en cancha del Cagliari, dentro de la Serie A italiana.

Ibrahimovic, de 38 años, consiguió el segundo gol del Milan a los 64 minutos. El francés Theo Hernández envió un centro desde la izquierda e Ibrahimovic lo conectó de primera intención para enviar el balón pegado a la base del poste derecho.

“Me siento bien, y cuando uno se siente bien, los goles llegan”, indicó Ibrahimovic. “Al comienzo del partido me equivoqué en algunos balones, pero necesito jugar para recuperar la forma”.

En su celebración, el sueco levantó los brazos y volteó a ver a un grupo de hinchas del Milan. Batió un puño en el aire y alentó a que ese sector del público continuara vitoreándolo.

“Festejo como Dios cada gol que anoto. Así me siento vivo”, comentó Ibrahimovic.

El artillero, quien ayudó a que el Milan consiguiera su último título de la Serie A en 2011, se ha reincorporado al club italiano con un convenio vigente hasta el final de la campaña. El contrato tiene una alternativa de renovación por un año más.

“Sé que (el técnico Stefano) Pioli quiere ser cuidadoso, porque piensa en mi edad, pero no hay problema, porque la mente siempre es la misma y el cuerpo tiene que seguirla”, indicó Ibrahimovic.

El lunes, disputó su primer encuentro dentro de la Serie A en casi ocho años. Ingresó como suplente durante el empate sin goles, en San Siro ante la Sampdoria.

En Cerdeña, Ibrahimovic jugó los 90 minutos y tuvo la mejor oportunidad del primer tiempo. Su cabezazo casi sin ángulo fue desviado por el arquero local, el también sueco Robin Olsen.

Milan no había anotado en tres cotejos seguidos. Rompió el maleficio con algo de suerte, justo al comienzo del segundo tiempo.

Un disparo del portugués Rafael Leão se desvió de una forma tan extraña que se elevó lo suficiente para meterse al arco, por encima del salto de Olsen.

Ibrahimovic pensó que había conseguido su segundo tanto mediante un remate de palomita en las postrimerías del duelo, pero la acción se invalidó por un fuera de juego.

Con la victoria, el Milan se acercó a cuatro puntos del Cagliari, que está en el sexto sitio.

MURIEL FALLA PENAL Y PERDONA AL INTER

El Inter cedió dos puntos, pero se salvó de perder los tres ante el visitante Atalanta cuando su arquero Samir Handanovic atajó un penal al delantero colombiano Luis Muriel en la agonía. Los Nerazzurri acabaron empatando 1-1, exponiéndose a perder el liderato de la Serie A si la Juventus sale victoriosa el domingo en su visita a la Roma.

La pena máxima fue señalada luego que el zaguero del Inter Alessandro Bastoni pareció empujar a Ruslan Malinovskyi.

Fue un leve contacto, pero quizás fue quedar bien con el Atalanta por pitarse un penal en el primer tiempo cuando el delantero argentino Lautaro Martínez hizo tropezar a Rafael Tolói cuando el central brasileño se disponía a rematar.

Sin embargo, tras consultar al videoarbitraje, el referí Tommaso Rocchi dejó seguir.

Martínez abrió el marcador a loso cuatro minutos tras una pared con Romelu Lukaku. Acumulan 24 goles entre ambos, asistiéndose mutuamente en muchos de ellos. El volante alemán Robin Gosens empató para el Atalanta a los 75.

VICTORIA HISTÓRICA

En otro encuentro sabatino, Lazio superó 1-0 a Napoli e impuso un récord del club, con 10 triunfos seguidos en la Serie A, aprovechando un error garrafal del arquero colombiano David Ospina.

El conjunto local había generado poco en el complemento. Y un balón retrasado que llegó rodando hacia Ospina no pareció revestir mayor peligro a ocho minutos del final.

Ciro Immobile presionó al arquero, quien de manera inexplicable trató de driblarlo. Ospina cayó torpemente, el delantero del conjunto romano se apoderó del esférico y disparó hacia el arco, con un ángulo reducido.