El Ibex 35 cierra en negativo una nueva semana lateral-bajista cada vez más cerca de los 8.900 puntos

El Ibex 35 cierra en negativo una nueva semana lateral-bajista cada vez más cerca de los 8.900 puntos
El Ibex 35 cierra en negativo una nueva semana lateral-bajista cada vez más cerca de los 8.900 puntos

La bolsa española cierra una semana caracterizada por la lateralidad de movimientos, con caídas acumuladas que no llegan al punto porcentual, del 0,75%, con tónica negativa que sigue reinando entre los inversores y haciendo caso omiso del rebote en Wall Street.

De esta forma, los resultados empresariales han centrado la actualidad de las empresas del Ibex, con el protagonismo además de IAG (Iberia) de más a menos, para terminar el viernes en negativo.

Así el IBEX 35 baja al cierre del viernes un 0,50% hasta los 8.918,30 puntos, con el protagonismo en positivo de Banco Sabadell (3,58%), Caixabank (2,26%) y ACS (2,05%) y en negativo de Mapfre (2,61%),  Fluidra (2,38%) e Inditex (2,25%).

Entre los resultados, destacan como decíamos los del IAG (Iberia) con grandes resultados en el tercer trimestre, tras multiplicar por 10 sus ganancias de hace un año hasta los 1.230 millones de euros, con un avance del 44,2%. Sin embargo, la falta de estimaciones, de guías, ante el cierre del ejercicio es lo que ha cambiado el sesgo positivo de la mañana en el valor hasta convertirse en el farolillo rojo y perder posiciones al cierre del 1,31%.

A esto se suma, Caixabank, en este caso uno de los mejores de la sesión, tras confesarse ante el mercado, con beneficio neto en los nueve primeros meses del año de 3.659 millones, un 48,2% más gracias a una buena dinámica comercial y una gestión prudente del riesgo de crédito, como destacaba su CEO, Gonzalo Gortazar. El segundo mejor valor del día con avances del 2,26%.

Mientras, Mapfre frenaba un 3,6% su beneficio hasta septiembre, tras el impacto extraordinario registrado por el deterioro de su negocio en Estados Unidos. Su beneficio neto en los nueve primeros meses del año, 470,6 millones de euros, mientras cerraba con el mayor retroceso del mercado, del 2,61%.

Y encabezaba al cierre del viernes las ganancias Banco Sabadell con otro día de gloria para el valor, tras el varapalo del miércoles, en una segunda lectura positiva de sus resultados. En especial, por la mejora generalizada de recomendaciones que se ha producido por algunas firmas de análisis sobre el valor con precios objetivos que elevan su potencial hasta un 605 en el mercado.

Mientras en Europa, caídas generalizadas con especial incidencia en el CAC 40 parisino tras el desplome de Sanofi que ha perdido al cierre del viernes más de un 18,5% tras la mala lectura de sus resultados y el anuncio de esta farmacéutica francesa de separar su división de salud de consumo que sacará a bolsa en el próximo ejercicio. Su idea es centrarse en nuevos motores de crecimiento en medicamentos innovadores que quiere financiar a través de un plan de ahorro que nada ha gustado al mercado.

De esta forma, el EURO STOXX 50 cierra el viernes en los 4.014,65 puntos tras caer un 0,86%, el CAC 40 recorta un 1,28% hasta los 6.800,47 puntos, el Dax pierde al terminar la última sesión bursátil de la semana un 0,27% hasta los 14.691,70 puntos, mientras que, el FT 100 de Londres cede un 0,87% hasta los 7.290,47 puntos.

Ya en Wall Street, tendencia mixta de los indicadores con rebote en aquellos más castigados en la semana. Así el Nasdaq OMX subía al cierre del Ibex un 0,86% hasta los 12.702,33 puntos, el S&P 500 gana un 0,18% hasta los 4.144,56 puntos y el DOW JONES Ind Average, mientras, cede un 0,28% hasta los 32.690,91 puntos.

La bolsa americana cotizaba con distinto signo los resultados, con avance para Amazon del 8% que tiraba del Nasdaq, mientras que valores con Exxon Mobil y sobre todo Chevron se veían penalizados antes sus cuentas del tercer trimestre del año, reflejado en el Dow Jones.

Mientras se ha conocido uno de los datos de inflación que más gustan en la Reserva Federal, que ha cumplido con las expectativas presentadas. Su dato subyacente sube un 0,3% hasta el 3,7%, según lo estimado, pero baja una décima en tasa interanual. De momento los expertos del mercado no prevén cambios en los tipos por parte de la FED la semana que viene, el 1 de noviembre. Todo ello mientras el  gasto del consumidor crece un 0,7% en septiembre. 

En Asia, las bolsas chinas subieron el viernes y se encaminaban a una cuarta sesión de avances, después de que los datos mostraran que los beneficios de las empresas industriales ampliaron las ganancias en septiembre, mientras que las medidas políticas también ayudaron al sentimiento.

El índice CSI 300 de valores de primer orden ganó un 0,6% y el índice compuesto de Shanghai sumó un 0,4% en el receso del mediodía. El índice Hang Seng de Hong Kong subió un 1% y el índice Hang Seng China Enterprises subió un 0,9%.

Además, cuatro de los mayores bancos chinos que cotizan en bolsa redujeron sus márgenes en el tercer trimestre, ya que la renovada agitación en los mercados inmobiliarios, que se enfrentan a una crisis de deuda, provocó recortes en las tasas hipotecarias.

Mientras, El nikkei japonés se recuperó el viernes tras sufrir en la sesión anterior su peor caída en tres semanas, con los valores relacionados con los chips liderando la recuperación. En concreto el Nikkei 225 subió un 1,27% para cerrar en 30.991,69, tras perder un 2,14% en la sesión anterior.

En renta fija, caídas de los rendimientos de los activos, para el bono a 10 años español que alcanza el 3,925% y baja un 0,88%, mientras que, el alemán a 10 años, el bund, baja un 0,60% hasta el 2,8340%, mientras que la prima de riesgo española, sube un ligero 0,05% hasta los 109,30 puntos básicos.

Respecto del petróleo suben de nuevo los precios, aunque en menor medida que durante la mañana, al cierre de la bolsa española. La razón radica en los temores de una escalada del conflicto en Oriente Próximo que podría interrumpir los suministros de petróleo, después de las informaciones de que el ejército estadounidense ha atacado objetivos iraníes en Siria.

Los analistas de Goldman Sachs mantienen su pronóstico del precio del crudo Brent para el primer trimestre de 2024 en 95 dólares el barril, pero avisan de que las menores exportaciones iraníes podrían hacer que los precios de referencia aumentasen un 5%. Los precios podrían subir un 20% en el escenario menos probable de una interrupción del comercio a través del Estrecho de Ormuz, por donde transita el 17% de la producción mundial de petróleo, según estos expertos.

Así el futuro del barril Brent con entrega en diciembre suben un 0,75% hasta los 88,57 dólares el barril. El contrato del West Texas estadounidense para diciembre se anota un 0,72%, en 83,82 dólares el barril.

Y el Euro Dólar sube un 0,21% y se coloca en los 1,0582 dólares, mientras que el Oro, a pesar de que pierde un 0,22% sigue en zona de los 2.000 dólares. En concreto, al cierre de la bolsa española en los 1.992,75 dólares la onza.