Iberia aumentará sus vuelos semanales de la ruta Buenos Aires-Madrid en 2018

LA NACION

La empresa española Iberia anunció hoy que aumentará la frecuencia de vuelos entre Buenos Aires y Madrid de 14 viajes a 17, a partir de noviembre de 2018. La aerolínea estima así crecer en un 20% la cantidad de pasajeros, de casi medio millón a 625.000 asientos anuales.

"La Argentina está progresando y se está produciendo una estimulación de la demanda. En general las aerolíneas estamos contentos con el cambio que se está habiendo en el país. Es una apertura que está invitando a distintas líneas aéreas a crecer", dijo Luis Gallego, presidente de la compañía, en su paso por el país, donde participó de la Latin American and Caribbean Airlines (ALTA). La Argentina es el mercado con más oferta de la empresa en América latina.

Para responder a esa demanda, el grupo IAG, al cual pertenece Iberia y British Airways, lanzó también en junio la aerolínea low cost Level, que une Buenos Aires con Barcelona, y que en menos de cinco meses de operación ya aumentó la frecuencia semanal de tres a cinco viajes.

"La demanda superó las expectativas. Captamos otro segmento de mercado, los clientes menores a 35 años, que era un sector donde el grupo no competía. Se decidió competir con otro nombre, ya que las marcas que tenemos dentro del grupo tienen un perfil muy definido, que atacan a determinados nichos de mercado", explicó Gallego, e indicó que la flota de la línea de bajo costo crecerá a 30 aviones para 2021.

La nueva aerolínea low cost compite directamente con Aerolíneas Argentinas, que recientemente anunció una reducción en su oferta de vuelos a la ciudad catalana a partir de diciembre.

Con respecto a la crisis que está viviendo la región de Cataluña, el ejecutivo señaló que si bien hay una tendencia positiva, "no estamos creciendo al ritmo que lo hacíamos con anterioridad".

Los directivos de Iberia anunciaron también la incorporación de la nueva clase Turista Premium a partir de marzo, un sector intermedio entre el económico y el ejecutivo con el cual la empresa busca segmentar aún más la oferta de sus vuelos. Según adelantaron, con esta novedad la configuración de sus aviones Airbus A340-600 quedará conformada por 36 asientos Business, 23 Turista Premium y 300 Turista.

"Esta nueva clase está pensada para los clientes que viajan en economy y están dispuestos a pagar un poco más, pero tampoco se pueden permitir viajar en business", detalló el presidente de la compañía.

Según adelantaron, esta configuración contará con un 20% más de separación entre las filas de asientos (pasan de 78,7 cm a 94 cm); un 40% más de reclinación en las butacas, de 5" a 7"; mayor franquicia de equipaje (dos valijas incluidas) y un servicio de gastronomía superior.

En la Argentina, la empresa ofrece además conectividad con Córdoba y Mendoza, a través del acuerdo que tiene con la aerolínea chilena-brasileña Latam. Al momento, Gallego descartó que Iberia vaya a operar vuelos de cabotaje en el país. "En la región tenemos ese acuerdo que está pendiente a autorización de las autoridades de la competencia. A futuro seguramente tendremos más destinos", indicó.

Iberia tiene actualmente una flota de 134 aviones y espera incorporar ocho A330-300, diez A330-200 y adaptar 17 aeronaves A340-600 con la nueva cabina. Luego de operar seis años a pérdida, la compañía comenzó a ser rentable nuevamente a partir de 2014, y el año pasado obtuvo beneficios operativos por 271 millones de euros, un incremento de 22,6% comparado al ejercicio anterior.