Iberdrola dota de sistemas solares a familias en la huasteca potosina

·2  min de lectura

SAN LUIS POTOSÍ, SLP., marzo 30 (EL UNIVERSAL).- En esta segunda fase, la generadora de sistemas de energía invirtió siete millones de pesos, en la instalación de sistemas solares autónomos y baterías en un centro de salud y 100 viviendas.

La empresa generadora de sistemas de energía alternativos Iberdrola México benefició a más de 700 personas durante la implementación de la segunda fase de Luces de Esperanza en la Huasteca Potosina, un proyecto que comenzó en 2019 con el objetivo de llevar electricidad a comunidades rurales de la región que carecen de suministro eléctrico.

Con una inversión de siete millones de pesos, se instalaron sistemas solares autónomos y baterías en un centro de salud y 100 viviendas distribuidas en 36 comunidades de los municipios de Tamazunchale, San Martín Chalchicuautla, Matlapa y Tampacán.

Manuel Argüelles, gerente de la central de ciclo combinado de Tamazunchale, destacó que este tipo de acciones contribuyen en gran medida a mejorar la calidad de vida de las familias de la Huasteca potosina.

"Nos enorgullece contribuir al bienestar y desarrollo de las comunidades de la Huasteca Potosina a través de Luces de Esperanza, un programa que mejora la vida de las personas, promueve la atención médica de calidad, combate el rezago educativo e impulsa las actividades productivas", afirmó.

De acuerdo con la compañía, actualmente 268 mil 863 hogares aún no cuentan con acceso a la energía eléctrica en México y en San Luis Potosí esta cifra alcanza las 11 mil 142 viviendas, de acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El proyecto incluye también la impartición de talleres ambientales en las comunidades con el objetivo de generar conciencia entre niños y adultos sobre la importancia del cuidado del medio ambiente y del uso de las energías renovables para avanzar hacia un futuro sostenible, así como actividades de convivencia dirigidas a fortalecer la cohesión social.

El proyecto Luces de Esperanza llegó en noviembre de 2019 a San Luis Potosí y en diciembre de 2020 se extendió a Oaxaca. Con este programa se espera beneficiar a 12 mil personas y para ello se destinará un monto de inversión de 80 millones de pesos hasta 2024.