Ian Holm, un actor para gobernar a todos los personajes

Agencia EFE

Londres, 19 jun (EFE).- El androide Ash en "Alien", el entrenador Sam Mussabini en "Chariots of Fire", Napoleón en "Time Bandits", Polonio en "Hamlet" o el hobbit Bilbo Bolsón en "The Lord of the Rings".

Todos ellos tienen en común a su intérprete Ian Holm (Essex, 1931 - Londres, 2020), un actor polifacético, que, como el Anillo Único, "gobernó" a los numerosos y diversos personajes que representó a lo largo de su carrera.

El británico falleció este viernes a los 88 años en un hospital londinense. Según informó su agente en un comunicado, se fue "en paz, acompañado por su familia", a causa de una enfermedad relacionada con el párkinson que padecía, pero deja su huella en los más de 100 roles que representó en cine, televisión y teatro.

Holm, que nació en 1931 en Goodmayes, una localidad del condado inglés de Essex, se formó en la Real Academia de Arte Dramático de Londres, de la que se graduó en los años cincuenta.

En ese momento, comenzó a colaborar con el Shakespeare Memorial Theatre de Stratford-upon-Avon en obras como "Otelo" (1954, 1959).

Este teatro se convertiría en sede de la Royal Shakespeare Company en 1960, donde la versatilidad de Holm le permitió interpretar casi todo el repertorio del famoso dramaturgo británico.

En 1965, se estrenó en la pantalla con su primera aparición en televisión como Ricardo III en la serie "The Wars of the Roses", y en 1969 recibiría un BAFTA a Mejor Actor de Reparto por su interpretación de Flynn en "The Bofors Gun" (1968).

Además de este galardón, Holm recibió numerosos reconocimientos a lo largo de su trayectoria, entre los que se encuentra el prestigioso Laurence Olivier del teatro británico, y una nominación en los Oscar en la misma categoría donde obtuvo el BAFTA, por su actuación como Sam Mussabini en "Chariots of Fire" (1981).

Nombrado miembro de la condecoración Orden del Imperio Británico (CBE por sus siglas en inglés) en 1989 y Sir en 1998, el actor marcó la industria cinematográfica al interpretar roles como el robot Ash en la película de terror "Alien" (1979) o como el sacerdote Vito Cornelius en "The Fifth Element " (1997).

Asimismo, formó parte de series como "Performance" (1998), donde representó al rey Lear, o en "Napoleón y el amor" (1972), de la que fue protagonista.

Uno de los papeles por los que será recordado es por el de Bilbo Bolsón en "The Lord of the Rings" y en el de "The Hobbit", donde Holm fue el encargado de dar a su sobrino sobre la gran pantalla, Frodo (Elijah Wood), el anillo que iniciaría en 2001 una de las sagas cinematográficas más apreciadas de la historia reciente.

El actor ya estaba familiarizado con la trilogía, tras haber puesto voz al propio Frodo en el serial radiofónico de la BBC sobre los libros de J. R. R. Tolkien (1981).

Muchos de sus aficionados y varias personalidades del mundo del cine se despidieron de él a través de redes sociales, entre las que se encuentra el director Juan Antonio Bayona, que calificó de "inolvidable" al intérprete en algunos de sus trabajos.

Como adiós, su mujer, la artista Sophie de Stempel, que había documentado algunos últimos días de vida a través de retratos e instantáneas, publicó "con gran tristeza" en Instagram una fotografía antigua del "maravilloso" actor.

Por Cristina Alonso

(c) Agencia EFE