"Huyen" siete diputados a una hora de pasar lista en Congreso-CDMX

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 17 (EL UNIVERSAL).- Nadie sabe si fue por la larga "ocurrencia" del diputado local de Morena, Ricardo Fuentes Gómez, quien leyó las reservas al dictamen de la Ley de Huertos Urbanos, pues a las 9:11 horas que inició la sesión ordinaria virtual de este martes, pasaron lista 64 diputados, pero una hora después, cuando procedió la primera votación, sólo estaban 57.

Esos siete que "huyeron" no aguantaron la risa por la "exhibida" que le puso el perredista Jorge Gaviño Ambriz al morenista, quien a cada momento pide hablar en las sesiones sólo para mostrarse ante la cámara de televisión del Canal del Congreso y de las redes sociales, pues en raras ocasiones aporta algo importante.

Y en este martes no fue la excepción, pues luego de presentar las reservas al dictamen que presentó la Comisión de Preservación del Medio Ambiente, Cambio Climático y Protección Ecológica y Animal, donde Fuentes Gómez "corrige" prácticamente todo su contenido, por puntos, comillas, verbos, conjunciones, cacofonías y tantas otras reglas gramaticales, Gaviño Ambriz ya no aguantó.

"Una situación así, sin ver el texto que propone, que nos expliquen uno por uno, podríamos quizá cometer algunos aciertos en las propuestas del diputado Fuentes y, desde luego, pues algunos errores porque en lugar de corregir podríamos descomponer el concepto o la frase", sostuvo el perredista, sin que la mayoría de los diputados ocultaran irónica sonrisa.

Esto animó al perredista a continuar: "De tal manera que para mí es muy difícil votar a favor de una reserva que no conocemos. No podemos decir que son situaciones de redacción, sin saber efectivamente qué frase, qué párrafo cambiamos y dónde quedaría la coma. No podríamos de una manera consciente y responsable esas reservas que no conocemos", planteó Gaviño Ambriz.

A lo que Fuentes Gómez respondió con el rostro enrojecido que si le dieran oportunidad explicaría punto por punto sus reservas. Y contrario a lo que esperaba, la presidenta de la Mesa Directiva, Margarita Saldaña Hernández, le permitió su planteamiento. Pero sólo sirvió para reforzar que sus reservas "sólo son ocurrencias", dirían los diputados de la oposición.

Su larga exposición sirvió para que el panista Jorge Triana; los priistas Ernesto Jiménez y Sandra Vaca; el morenista Eduardo Santillán; y el pecista Miguel Ángel Álvarez Melo; entre otros, emprendieran la graciosa huida, aunque eso sí, con mucha responsabilidad dejaron su cámara prendida, aunque no se preocuparon por votar.

Hubo otros, como la diputada "sin partido", Teresa Ramos Arreola, quien aprovechó para degustar una gran concha de vainilla que bajaba con un café, mientras el morenista Alberto Martínez Urincho, a los pies de su Águila Juarence, decidió echarse una pestañita, pues su compañero Fuentes Gómez prolongó su explicación por casi 18 minutos.

"Esta reserva se excede porque está prácticamente reformando todo el cuerpo de lo que ya aprobamos en la Comisión. El diputado Ricardo Fuentes reserva prácticamente todos los artículos, cuando debió haberlo hecho en la Comisión", exigió Gaviño Ambriz.

Bueno, hasta los propios compañeros de Fuentes Gómez le dieron la espalda, pues a las 10:58 horas que abrieron la votación para aprobar o negar las reservas, aquellos diputados de Morena que primero votaron a favor, luego decidieron cambiarlo por "en contra".

Obviamente, este proceder de los morenistas —que es común cambiar su voto, luego de recibir llamadas a su celular— atrasó el desarrollo de la sesión, para quedar: dos votos a favor, 32 en contra y 22 abstenciones. Con ello, Fuentes Gómez comprobó que ni sus compañeros lo apoyan cuando presenta alguna propuesta.