Los Hutíes condenan la designación como terroristas de EEUU y amenazan con responder

Agencia EFE
·3  min de lectura

Saná, 11 ene (EFE).- Los rebeldes chiíes hutíes del Yemen condenaron este lunes la intención del Departamento de Estado estadounidense de designar al grupo como organización terrorista y anunciaron que se reservan "el derecho a responder" frente a cualquier decisión emitida por la Administración del presidente saliente Donald Trump.

"Estados Unidos es la fuente del terrorismo (...) sus políticas expresan una crisis de pensamiento. Condenamos este acto y mantenemos el derecho a responder frente a cualquier clasificación que emita la Administración de Trump o cualquier otra administración", escribió hoy en Twitter uno de los líderes de los hutíes, Mohamed Ali al Huti.

Asimismo, indicó que "al pueblo yemení no le importa" la clasificación de los rebeldes como organización terrorista, al considerar a Estados Unidos responsable de "matar al pueblo yemení y dejarlo en la hambruna".

Al Huti respondió así a la intención de EE.UU de designar a los rebeldes del Yemen como organización terrorista extranjera (FTO) y como entidad terrorista global especialmente designada (SDGT), una decisión anunciada hoy por el Departamento de Estado estadounidense.

Esta designación deberá ser aprobada por el Congreso el próximo día 19, un día antes de que Joe Biden tome el relevo a Trump.

De acuerdo con un comunicado del departamento estadounidense, el secretario de Estado, Mike Pompeo, también tiene la "intención" de designar como terroristas a tres líderes hutíes (conocidos formalmente como Ansarallah): Abdelmalik al Huti, Abdeljaliq Badr al Din al Huti y a Abdallá Yahya al Hakim.

"Estas designaciones proporcionarán herramientas adicionales para enfrentar la actividad terrorista y el terrorismo de Ansarallah, un grupo de milicias mortal respaldado por Irán en la región del golfo Pérsico", apunta la nota del departamento de Estado.

Según ese texto, esta decisión tiene el objetivo de responsabilizar a los hutíes por sus "actos terroristas, incluidos los ataques transfronterizos que amenazan a la población civil, la infraestructura y la navegación comercial".

Estados Unidos, un gran aliado de Arabia Saudí en la lucha contra los rebeldes del Yemen, responsabiliza a los hutíes de ataques contra la población civil en los países vecinos y contra instalaciones estratégicas saudíes, especialmente aeropuertos y campos de producción de petróleo.

El comunicado hace referencia explícita al ataque contra el aeropuerto yemení de Aden el pasado 30 de diciembre, en el que murieron 27 personas, incluidos tres miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja, y que es atribuido a los hutíes por Riad y Estados Unidos.

PREOCUPACIÓN POR LA AYUDA HUMANITARIA

Sin embargo, Estados Unidos reconoció la "preocupación" de que designar a los hutíes como grupo terrorista "tenga un impacto en la situación humanitaria en el Yemen", algo que diversas organizaciones internacionales han alertado por la frágil situación y difícil acceso a zonas controladas por los rebeldes.

"Estamos planeando implementar medidas para reducir su impacto en ciertas actividades humanitarias e importaciones en Yemen.Hemos expresado nuestra disposición a trabajar con los funcionarios pertinentes de las Naciones Unidas, con organizaciones internacionales y no gubernamentales y otros donantes internacionales para abordar estas implicaciones", apunta la nota.

La guerra en el Yemen estalló a finales de 2014, cuando los rebeldes hutíes conquistaron amplias zonas del oeste y el norte del país, incluida su capital, y se agravó con la intervención de una coalición de varios países árabes, encabezada por Arabia Saudí, en apoyo del Gobierno reconocido internacionalmente.

La ONU considera esta contienda la peor catástrofe humanitaria del planeta, con más de 24 millones de personas, es decir, el 80 % de la población del país, necesitadas de algún tipo de asistencia humanitaria.

(c) Agencia EFE