Tanto Hurts como Eagles minimizan 1er inicio 8-0 del equipo

Jalen Hurts (1), quarterback de los Eagles de Filadelfia, reacciona después de derrotar a los Texans de Houston en el juego de la NFL en Houston, el jueves 3 de noviembre de 2022. Los Eagles ganaron 29-17. (AP Foto/Eric Christian Smith) (ASSOCIATED PRESS)

FILADELFIA (AP) — Mientras J.T. Realmuto, de los Filis, pegaba un batazo profundo el jueves en la novena entrada del encuentro de la Serie Mundial, los jugadores de los Eagles observaban en una pantalla dentro del vestuario.

“¡Oooh!, sal de ahí. ¡Vamos, vamos!”, exclamaron, al mirar por la TV una pelota parecía convertirse en un extrabase.

Pero Chas McCormick, el jardinero central de los Astros, pegó un brinco y se estiró contra la cerca para hacer una espectacular atrapada y robarle a Realmuto el momento.

McCormick salvó a los Astros y le negó a Filadelfia su última gran oportunidad de ganar el quinto juego.

Dentro del camerino, en torno de un pequeño televisor, el receptor A.J. Brown se alejó desencantado e incrédulo. El cornerback Zech McPhearson colocó las manos sobre su cabeza sin dar crédito de lo que acababa de suceder.

Por primera vez en la temporada, los Eagles estaban decepcionados dentro del vestidor.

¿El único consuelo? Ese sentimiento se derivó de la derrota de otro equipo, no por el resultado de los propios Eagles dentro del campo de juego.

Ahí no hay quejas.

Los Eagles llegaron casi a la mitad de la temporada con el impulso de tener por primera vez en la historia de la franquicia una marca de 8-0 y de ser el único equipo invicto en la NFL. El entrenador en jee Nick Sirianni y la mayoría de las estrellas de los Eagles, como el centro Jason Kelce, habían observado los playoffs del béisbol desde el Citizens Bank Park, y la atmósfera enloquecida sólo ha puesto un punto de exclamación de lo bueno que es para la ciudad que uno de sus equipos esté jugando por un campeonato.

Kelce lo sabe mejor que nadie. Es uno de los pocos jugadores que quedan del equipo de los Eagles campeón del Super Bowl en la temporada de 2017 y quien se deleitó con el desfile del campeonato.

Por lo tanto, tiene muchas ganas de ponerse un segundo anillo de campeón en alguno de sus dedos.

Los Eagles están volando alto de la mano de Jalen Hurts, quien lanzó para 243 yardas y dos anotaciones y los guio el jueves a un triunfo sobre los Texans de Houston por 29-17. Hurts ganó su 11mo partido de temporada regular de manera consecutiva como titular, que es la racha activa más extensa en la NFL.

Filadelfia es el 29no equipo en la era del Super Bowl en arrancar la temporada 8-0. Los otros 28 han llegado a playoffs. Quince de ellos se coronaron en su conferencia y ocho ganaron el Super Bowl.

“Sé que es especial para la ciudad de Filadelfia”, dijo Hurts. “He estado 8-0 con anterioridad y perdí un campeonato nacional. Hay que tomar las cosas día a día. No hemos conseguido nada”.

Falso.

Sólo porque el objetivo final esté a meses de distancia, ello no significa que los Eagles no hayan conseguido mucho en la segunda temporada de Sirianni en el equipo.

QUÉ FUNCIONA

Hurts podría ser el Jugador Más Valioso. Abajo en el marcador ante los Texans por 7-0, Hurts convirtió tres terceras oportunidades en una serie ofensiva de 18 jugadas que llevó a empatar el juego.

“Creo que ha mejorado tal vez más que cualquier jugador en la NFL”, reconoció el entrenador de Texans, Lovie Smith. “Un gran jugador. Puede lanzar el balón. Se mueve bien y es un jugador grande, difícil de derribar”.

QUÉ FALTA

Los equipos especiales no tuvieron ninguna pifia frente a los Texans, pero es la unidad que sigue siendo el punto débil para los Eagles.