El huracán Ida azotó a Luisiana: un millón de personas sin luz y un fenómeno extraordinario en el río Mississippi

·4  min de lectura

NUEVA ORLEANS.- El poderoso huracán Ida azotó el estado sureño de Luisiana con categoría 4 y sumió la noche del domingo a Nueva Orleans en la oscuridad, dejando por lo menos un muerto, 16 años después de que el huracán Katrina devastara la ciudad. Hoy, el ciclón se degradó a tormenta tropical mientras sus vientos más fuertes pasaban sobre Mississippi.

La tormenta empujó tanta agua hacia la desembocadura del Mississippi que invirtió el flujo del caudaloso río –un fenómeno “extremadamente extraño”, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés)-.

En fotos: a 16 años de Katrina otro huracán arrasó con Luisiana y Mississippi
Steve Helber

“Recuerdo que hubo una reversión del flujo del río Mississippi durante el huracán Katrina, pero es extremadamente poco común”, dijo a la cadena CNN Scott Perrien, hidrólogo supervisor del Centro de Ciencias del Agua del Golfo del Bajo Mississippi del USGS en Baton Rouge, Luisiana.

En fotos: a 16 años de Katrina otro huracán arrasó con Luisiana y Mississippi
El huracán golpeó a Nueva Orleans con categoría 4 (PATRICK T. FALLON/)

Perrien señaló que el nivel del río se elevó alrededor de 2,1 metros debido a la marejada ciclónica que empuja el río en el indicador del USGS, ubicado en Belle Chasse, a unos 32 kilómetros al sur de Nueva Orleans en el sureste de Louisiana. “Durante ese tiempo, el flujo del río disminuyó de aproximadamente 0,6 metros por segundo a aproximadamente 10 centímetros por segundo en la otra dirección”, precisó al canal estadounidense.

Las lluvias torrenciales seguían cayendo el lunes mientras la tormenta se movía despacio hacia el norte. En algunos lugares se esperaban hasta 60 centímetros de agua, y los reportes de calles y viviendas inundadas se multiplicaban. Los vientos y el agua ya habían tenido un efecto catastrófico en la costa sureste de Luisiana, y las peligrosas crecidas en ríos se extendían tierra adentro, según el Centro Nacional de Huracanes.

En la localidad de Jean Lafitte, al sur de Nueva Orleans, el alcalde Tim Kernet habló de una “devastación total, catastrófica” con “los diques de la ciudad superados” por las aguas, a una emisora local. “Entre 75 y 200 personas están bloqueadas” en la reserva de Barataria, y “los vientos son muy fuertes para ir en barco a buscarlas”, agregó.

La tormenta tocó tierra el mismo día del año que el huracán Katrina, que arrasó Luisiana y Mississippi 16 años antes. Sus vientos de 230 kilómetros por hora igualaron la marca del quinto huracán más fuerte que jamás ha golpeado el territorio continental de Estados Unidos.

Una persona murió por la caída de un árbol en la localidad de Prairieville, al noroeste de Nueva Orleans, dijeron autoridades locales.

Sin luz

Más de un millón de clientes en Luisiana y Mississippi se quedaron sin electricidad, según PowerOutage.US, que monitorea los apagones en todo el país. Eso aumentó su vulnerabilidad a inundaciones y los dejó sin aire acondicionado ni heladeras en medio del calor abrasador del verano.

En fotos: a 16 años de Katrina otro huracán arrasó con Luisiana y Mississippi
Una camioneta vacía, en una autopista inundada en Mississippi (Steve Helber/)

La compañía Entergy confirmó que la única electricidad en Nueva Orleans procedía de generadores, según un tuit de la Oficina de Seguridad Nacional y Preparación de Emergencias que citó un “catastrófico daño en la transmisión”. La ciudad depende de Entergy para el sistema eléctrico de emergencia de las bombas que devuelven el agua de las tormentas por encima de los diques de la ciudad. El sistema se ha mejorado mucho desde Katrina, pero Ida suponía el mayor reto desde ese desastre.

“¡Hemos perdido la electricidad en toda la ciudad! Es hora de quedarse en casa, en lugares seguros. No es el momento de aventurarse al exterior”, tuiteó la alcaldesa de Nueva Orleans, LaToya Cantrell.

Ida se convirtió por fin en tormenta tropical 16 horas después de tocar tierra en Luisiana como huracán de categoría 4. Sus vientos máximos sostenidos eran de 97 kilómetros por hora el lunes por la mañana, y los expertos esperaban que se debilitara con rapidez aunque siguiera dejando lluvias torrenciales en una amplia zona.

El centro del ciclón estaba 155 kilómetros al sur-suroeste de Jackson, Mississippi, y se desplazaba hacia el norte a 13 kilómetros por hora.

“Mientras sale el sol esta mañana, quédense donde están. Ida ha dejado muchos peligros en Luisiana, incluidas rutas inundadas, escombros y líneas eléctricas caídas. Sigan las instrucciones de los funcionarios locales y continúen estando seguros”, escribió esta mañana el gobernador del estado, John Bel Edwards.

El presidente Joe Biden consideró a Ida “una tormenta que amenaza las vidas” y que “sigue devastando todo aquello con lo que hace contacto”.

Agencias AFP y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.