Hungría ve "peligroso mezclar deportes y política"

·1  min de lectura
Una vista general muestra el estadio Allianz Arena en Múnich antes del partido del Grupo F de la Copa EURO 2020 entre Portugal y Alemania, el 19 de junio de 2021.

El ministro de Asuntos Exteriores húngaro calificó este lunes de "peligrosa" la propuesta de la ciudad de Múnich de iluminar su estadio con los colores del arcoiris de la comunidad LGTB, el miércoles para el partido de la Eurocopa entre Alemania y Hungría.

"Es extremadamente perjudicial y peligroso mezclar deportes y política", declaró Peter Szijjarto, citado por la agencia de prensa MTI.

"La experiencia histórica demuestra que es una mala cosa y, más que nadie, los alemanes lo saben bien", añadió en una referencia al pasado nazi de Alemania.

El ayuntamiento de Múnich debía pedir este lunes a la UEFA la autorización para iluminar el estadio con los colores del arcoiris, en "un signo visible de solidaridad con la comunidad LGTBI de Hungría".

Múnich suma su voz a los que en Europa condenan la política del primer ministro húngaro, Viktor Orban. El parlamento del país adoptó la semana pasada un texto que prohibía la "promoción" de la homosexualidad a los menores.

"Hemos adoptado una ley para proteger a los niños húngaros y ahora la combaten en Europa occidental", lamentó el ministro.

El gobierno del soberanista Orban critica regularmente lo que él denomina una "censura" en las democracias occidentales, tachadas de "dictaduras liberales", y denuncia una "cultura de la cancelación" en nombre de lo "políticamente correcto" para hacer callar a aquellos que tienen sus valores.

pmu-anb/bpa/gh/pm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.