Hungría: Orban se defiende de comentarios tildados de “antisemitas” en medio de las críticas

·3  min de lectura
© Bertrand Guay / AP

El primer ministro de Hungría, el ultranacionalista Viktor Orban, aseguró que su Gobierno tiene "tolerancia cero con el antisemitismo y el racismo" después de haber sido criticado por haber asegurado que “los húngaros no son una raza mixta”. Sus comentarios provocaron la renuncia de una de sus asesoras más cercanas, Zsuzsa Hegedus.

Una declaración que busca apaciguar los ánimos en Europa y al interior de su país. El primer ministro de Hungría, Viktor Orban aseguró que su Gobierno tiene "tolerancia cero con el antisemitismo y el racismo", luego de sus polémicos comentarios sobre los “peligros” de una sociedad “mestizada”.

El sábado pasado Orban aseguró que “los húngaros no son una sociedad mixta” y agregó que los europeos no deberían mezclarse con “no europeos”.

"Una parte es un mundo donde los pueblos europeos y no europeos viven juntos. Estos países ya no son naciones. Estos países no son más que conglomerados de pueblos.", sentenció el primer ministro.

Sus afirmaciones han tenido todo tipo de consecuencias. La más grande de ellas puede ser la renuncia de una de sus asesoras más cercanas, Zsuzsa Hegedus, que no pudo contener la indignación. Hegedus comparó el discurso de Orban con el lenguaje utilizado en la Alemania nazi y presentó la renuncia a un cargo que había ocupado durante 20 años.

“Lamento sinceramente tener que terminar una relación debido a una posición tan vergonzosa”, aseguró Hegedus. “No me quedó otra opción”.

La exasesora de Orban añadió en su carta de renuncia dirigida al primer ministro: “No sé cómo no te diste cuenta de que estabas presentando un texto nazi puro digno de Goebbels”. Hegedus hacía referencia a uno de los prinicpales propagansitas nazi bajo el régimen de Adolf Hitler, Joseph Goebbels.

Sin embargo, su dimisión fue la excepción a la regla del círculo cercano de Orbán. Su partido Fidesz tiene una amplia mayoría con la que han limitado a las voces críticas.

De hecho, su radical postura contra la inmigración y su discurso de proteger las fronteras de su país catapultaron la imagen de su partido y lo llevaron a convertirse en el ganador en las elecciones de 2018 y 2022.

Una nueva ola de críticas

No es la primera vez que Orban adopta posturas que despiertan un fuerte rechazo en Europa. Pero las de este sábado derivaron en una fuerte indignación de la oposición húngara y en varias partes del viejo continente.

La eurodiputada del partido opositor Momentum aseguró que las declaraciones del primer ministro “recuerdan un momento que creo que a todos nos gustaría olvidar. Realmente muestran los verdaderos colores del régimen".

Y desde Rumanía, el ministro de Exteriores, Bogdan Aurescu, catalogó de inaceptable el discurso de Orban para ‘Digi 24’.

También lo hizo el eurodiputado rumano,Alin Mituța desde su cuenta de Twitter, donde aseguró que "hablar de 'pureza' racial o étnica, especialmente en una región tan mixta como Europa central y oriental, es puramente delirante y peligroso. Y también lo es el señor Orban".

Orban reabre temores de la comunidad judía

Por su parte, el Comité Internacional de sobrevivientes del Holocausto de Auschwitz dijo que los comentarios de Orban eran “estúpidos” y “peligrosos”.

También el lunes la Federación de Comunidades Judías Húngaras emitió un comunicado diciendo que su líder, Andras Heisler, había pedido una reunión con el primer ministro luego de las preocupaciones que había sembrado su discurso.

Las palabras de Orban amenazan con abrir heridas del pasado. Más de medio millón de judíos húngaros fueron exterminados y en la actualidad más de 75.000 habitan en dicho país.

Con EFE, AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.