Hungría consulta a ciudadanía sobre restricciones antivirus

JUSTIN SPIKE
·2  min de lectura
Una protesta contra las restricciones anti-coronavirus en Budapest el 31 de enero del 2021. (AP Photo/Laszlo Balogh, file)

BUDAPEST (AP) — El gobierno húngaro envió el jueves a la ciudadanía un cuestionario por internet sobre si deben seguir en vigencia las restricciones contra el coronavirus, en momentos en que los casos están aumentando nuevamente tras varias semanas en que estuvieron disminuyendo.

Las autoridades reconocen que el cuestionario de siete preguntas es informal y no científico, pero insisten en que les dará una idea del sentir nacional. El cuestionario pregunta sobre la posibilidad de levantar restricciones impuestas el 11 de noviembre, incluyendo un toque de queda de 8 p.m. a 6 a.m. y el cierre de hoteles y restaurantes.

También se pregunta si instalaciones deportivas como gimnasios y piscinas deben ser las primeras en reabrir, y si las restricciones deben ser levantadas gradualmente o todas a la misma vez “cuando termine la pandemia”.

“Hay quienes dicen que, si la pandemia lo permite, una de las primeras medidas debe ser la reapertura de restaurantes y hoteles dentro de ciertos parámetros sanitarios. ¿Está usted de acuerdo?”, dice una de las preguntas.

Hungría, que al principio de la pandemia sufrió pocos casos y decesos, registró un aumento en el otoño e invierno. Para el jueves, 14.035 personas habían fallecido de causas relacionadas con el coronavirus en el país de 10 millones de habitantes, lo que coloca a Hungría con la 12da peor tasa de fatalidades en el mundo por cada 100.000 habitantes, según el conteo que lleva la Universidad Johns Hopkins.

Los casos y los decesos fueron disminuyendo en diciembre pero en febrero empezaron a aumentar nuevamente, aun cuando han llegado al país vacunas chinas y rusas. Hasta ahora, Hungría es el único país de la Unión Europea que se ha salido del programa de la UE y ha aceptado dosis de China y Rusia.

El gobierno realizó el verano pasado una consulta previa sobre la posibilidad de levantar las restricciones, y esgrimió los resultados como razón para mantener abiertos los establecimientos a pesar de que las cifras empeoraron durante septiembre y octubre.

En una entrevista en septiembre, el primer ministro Viktor Orban afirmó que los resultados de esa encuesta revelaron que la ciudadanía no quería estrictas restricciones.