Sean humildes, dice el Papa a sacerdotes al comienzo de eventos antes de Pascua de Resurrección

Philip Pullella
·2  min de lectura
El papa Francisco celebra la Misa Crismal en la Basílica de San Pedro en El Vaticano

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO, 1 abr (Reuters) - El papa Francisco instó a los sacerdotes a ser humildes como Jesús en la misa de Jueves Santo, con la que dio inicio a los tres días previos a la Pascua de Resurrección en los que se realizarán eventos con una participación acotada debido a la pandemia del coronavirus.

El Jueves Santo es la fecha en que los cristianos conmemoran el día en que Jesús instauró el sacerdocio.

El Santo Padre, líder de una iglesia católica de 1.300 millones de fieles, celebró la misa del jueves en un sector secundario de la Basílica de San Pedro para unas 200 personas, en lugar de las casi 10.000 personas que asisten normalmente.

Es la segunda vez consecutiva que se conmemora Semana Santa con restricciones por el COVID-19. El Vaticano sigue estrictas recomendaciones del Gobierno de Italia, que está registrando una remontada de las infecciones y muertes por la enfermedad.

Francisco, de 84 años, bendijo los aceites para los sacramentos eclesiásticos y lideró la renovación de votos de obispos y cardenales y de unos 75 sacerdotes.

En su homilía, el Sumo Pontífice pidió a los sacerdotes que sean humildes, recordándoles que Jesús acudió a la defensa de pecadores y personas marginadas, pasando por alto "los grupos de mojigatos" que criticaban esas prácticas en aquellos tiempos.

Francisco delegó a un cardenal para encabezar la segunda misa de Jueves Santo por la tarde.

Tradicionalmente en esta ocasión quien dirige la misa lava y besa los pies de 12 personas para conmemorar el gesto de humildad de Jesús hacia sus apóstoles, pero este año las restricciones por coronavirus han omitido esa parte del ritual.

No estaba claro por qué el Papa, que en el pasado ha celebrado el servicio en cárceles u hogares para ancianos, había delegado la misa vespertina. Algunos han especulado con que quiere descansar antes de los tres días más ocupados de Semana Santa. Sufre de ciática, que le causa fuertes dolores.

El Santo Padre presidirá dos servicios el Viernes Santo, el día en que los cristianos conmemoran la crucifixión y dos el Sábado Santo. El domingo de Pascua, el día más importante del calendario litúrgico cristiano, entregará su mensaje "Urbi et Orbi".

(Reporte de Philip Pullella. Editado en español por Marion Giraldo)