Humala niega nuevamente haber recibido dinero de Odebrecht en Perú

Ollanta Humala, el 1 de julio de 2016, cuando era presidente de Perú, durante una cumbre de la Alianza del Pacífico en Puerto Varas a 1150 km al sur de Santiago de Chile (AFP/Archivos | Martín Bernetti)

El expresidente peruano Ollanta Humala negó nuevamente que hubiese recibido tres millones de dólares de la brasileña Odebrecht para la campaña que lo llevó al poder en 2011, luego de que el empresario Marcelo Odebrecht declarara lo contrario ante la justicia en Brasil.

"La justicia peruana tiene que corroborar lo que dicen. No ha habido financiamiento de Odebrecht porque si no lo hubiéramos reportado", dijo Humala a periodistas la noche del miércoles.

Humala, que gobernó de 2011 a 2016, hizo esta declaración luego que se conociera en Lima que el exmandatario figura en una declaración ante la justicia brasileña hecha por Marcelo Odebrecht, quien dirigía la empresa.

"El grupo Odebrecht, a pedido de Antonio Palocci Filho, entregó a través de la División de Operaciones Estructuradas USD 3 millones al candidato presidencial Ollanta Humala", dice Marcelo Odebrecht, según un documento del Supremo Tribunal Federal citado el jueves por la prensa peruana.

El antiguo jefe del gigante brasileño de la construcción colabora con la justicia luego de que el juez Sergio Moro lo condenara a 19 años y cuatro meses de prisión.

Humala afirmó, sin embargo, que en caso de haber recibido ese dinero para su campaña electoral, "habría sido totalmente legal".

"En nuestro caso no hay nada (de proyectos de Odebrecht sobrevalorados), todo fue transparente", acotó, al defender la relación entre su gobierno y los proyectos de Odebrecht.

Es la segunda vez que Humala niega haber recibido financiamiento de la brasileña. En febrero negó dichos del exrepresentante de Odebrecht en Perú, que aseguró que la campaña de Humala había recibido tres millones de dólares de la empresa.

La esposa de Humala, Nadine Heredia, es investigada por lavado de activos presuntamente provenientes de Odebrecht y de Venezuela, y solo puede salir del país con autorización judicial.

Odebrecht admitió que pagó en Perú 29 millones de dólares de forma ilegal para ganar licitaciones durante 2005 y 2014, lo que implica a tres gobiernos.

La trama alcanza también a Alejandro Toledo (2001-2006), acusado por la fiscalía de haber recibido 20 millones de dólares para otorgar a la brasileña la construcción de la carretera interoceánica entre Brasil y Perú, inaugurada en 2006. Toledo lo niega.

A su vez, Alan García (2006-2011) es investigado por presuntas irregularidades en la concesión a Odebrecht de la Línea 1 del Metro de Lima.