Hugo Moyano respaldó la reelección de Alberto Fernández: “Si él está dispuesto a hacerlo, yo lo apoyaría”

Alberto Fernández con Moyano
Alberto Fernández con Moyano

En un fuerte respaldo a la gestión nacional, al alegar que hay un “esfuerzo tremendo” en medio de una difícil situación económica, el líder Camionero, Hugo Moyano, hasta respaldó una reelección de Alberto Fernández para 2023 esta mañana. “Si él está dispuesto a hacerlo, yo lo apoyaría”, aseveró el gremialista, ya que consideró que el Presidente mostró “equilibrio” y se encuentra “firme” con sus decisiones.

Consultado en Radio Futuröck si acompañaría al mandatario en caso de que pretenda someterse a una PASO para quedarse en la Casa Rosada por cuatro años más, Moyano fue tajante. “¿Y por qué no?”, se preguntó y siguió: “Si él está dispuesto a hacerlo tiene todo el derecho de hacerlo. Hay que estar en un momento tan difícil como se ha vivido y sin embargo ha demostrado un equilibro dentro de toda esta situación tan lamentable que hemos pasado desde la pandemia. Es fácil hablar y opinar de afuera cuando no tienen la responsabilidad de tomar decisiones que a veces no son simpáticas, pero son necesarias para que la gente no sufra tanto. Esto lo ha demostrado el Presidente”.

Fue ahí cuando dijo sobre la reelección de Fernández: “Si él está dispuesto a hacerlo, bueno, yo lo apoyaría; como apoyaría también a otros que han acompañado esta situación tan compleja”.

Tras contar que siempre habla con el Presidente, dijo que “lo ve bien” pese a que los medios -a quien llamó irónicamente “los cuartos”- “miran permanentemente” sus defectos. “A pesar de todo eso está firme, toma las decisiones que tiene que tomar y hasta ahora ha mantenido un equilibrio a pesar de las situaciones que hemos vivido, tan difíciles desde el punto de vista económico y de la salud”, indicó.

En tanto, también se refirió a su relación con Cristina Kirchner, con quien supo tener momentos de alta fricción. “Siempre nos mandamos saludos entre los dos por intermedio de otros compañeros, todo normal, de acuerdo a lo que esta pasando”, dijo para mostrar calma en ese vínculo. Incluso contó que a veces es su hijo Pablo, de buena sintonía con Máximo Kirchner, quien le hace llegar las palabras de la vicepresidenta.

Antes Moyano puntualizó en que es necesario que Fernández, Cristina Kirchner y el ministro de Economía, Sergio Massa, sigan juntos de cara a los próximos comicios, con el fin de evitar que lleguen al poder “los sectores que están al acecho para entregar todo el patrimonio de los argentinos”. En cuanto a los tres dirigentes que integran la cúpula del Frente de Todos había dicho también: “Por supuesto que uno tiene simpatía más por uno, más por otro. Yo creo que todos tienen la capacidad suficiente, necesaria y de experiencia para hacer las cosas e ir corrigiendo las que a lo mejor no se han hecho correctamente”.

En ese sentido puntualizó en que la Argentina tiene “una tendencia” económica positiva hacia adelante y recalcó que sería “lamentable” que haya un cambio de gobierno. “Esto tenemos que defender los argentinos, que esa tendencia favorable que puede venir no sea la entrega del patrimonio de los argentinos, como han hecho en la historia argentina estos señores que se rasgan las vestiduras queriendo hacerse los patriotas”, acotó.

Convencido de que hay que mantener unidad también con los dirigentes sindicales de años, Moyano dijo que apoya al Gobierno “porque está haciendo un esfuerzo tremendo” para lidiar con la economía. “En otras partes del mundo hay movimientos, represiones, se han tenido que ir primeros ministros. Es un tema muy complicado y en nuestro país, a pesar de que todos los medios atacan al Gobierno permanentemente, el Gobierno está llevando adelante una política que permite que no se profundice más esta situación. Yo creo que todo el mundo está apoyando este esfuerzo porque a pesar de todo lo que está pasando, el Gobierno nunca le puso trabas a la discusión paritaria”, entendió.

Tal como adelantó LA NACION, Moyano confirmó que negocia una paritaria por encima del 100% y después de amenazar ayer con ir a un paro el lunes en caso de que fracase la negociación, dijo esta mañana que todavía hay algunas cosas pendientes. “Queremos cerrarlas para tratar de que el trabajador no vea afectado el salario y no tengamos que ir a una medida que nadie está queriendo hacerlo, pero evidentemente no queda otro camino”, afirmó, pese a que el acuerdo se cerraría hoy. En tanto, negó haber demandado un incremento de 131%.