Huelga de hambre de migrantes ejerce presión sobre el gobierno belga

·2  min de lectura
Una mujer en huelga de hambre descansa mientras ocupa con otras personas un espacio de la universidad de habla holandesa VUB en Bruselas (AP)
Una mujer en huelga de hambre descansa mientras ocupa con otras personas un espacio de la universidad de habla holandesa VUB en Bruselas (AP)

Cientos de inmigrantes indocumentados que viven en Bélgica llevan un mes en huelga de hambre en protesta por la forma en que se tramitan sus solicitudes de asilo.

La huelga de hambre comenzó el 23 de mayo en las Universidades Libres de Bruselas y en la iglesia del Beguinage, en el centro de la capital, con un número estimado de entre 200 y 400 personas.

Los inmigrantes indocumentados en Bélgica llevan años luchando por el reconocimiento legal y el derecho al trabajo. Algunos de los huelguistas afirman que llevan más de una década viviendo y trabajando en el país, pero que no tienen acceso a una asistencia sanitaria adecuada ni a prestaciones.

El gobierno belga ha dicho que no negociará con los huelguistas y ha pedido que se ponga fin a la acción.

El secretario de Estado de Asilo y Migración, Sammy Mahdi, afirmó que se está trabajando para mejorar el sistema de solicitudes de las personas que quieren quedarse en Bélgica.

“Dicen que hay 150,000 personas viviendo aquí ilegalmente, ¿y las 200 personas que deciden dejar de comer deben ser regularizadas individualmente? ¿Cuál sería el resultado?”, dijo a la cadena VRT. “Una semana más tarde te encuentras con 200; 2,000; 20,000 personas que harían exactamente lo mismo”.

“Esa no es la manera de hacerlo”.

Para poner de relieve su difícil situación, a algunos migrantes se les cosieron los labios esta semana y sólo aceptan pequeñas cantidades de líquidos a través de una pajilla.

Leer más: 410 millones de personas vivirán en zonas afectadas por el aumento del nivel del mar en 2100

Un grupo de apoyo médico voluntario que ha creado una situación de ayuda improvisada ha insistido en que la situación es crítica, ya que los huelguistas sufren “problemas cardíacos, renales, dificultades psicológicas y varios intentos de suicidio”.

Se han celebrado varias protestas en Bruselas en apoyo de los inmigrantes, que piden ser regularizados por el gobierno belga, así como incorporarse a profesiones que sufren escasez de mano de obra y a sectores que han tenido dificultades para cubrir vacantes durante la pandemia de coronavirus.

Uno de los huelguistas, Ahmed, declaró a Euronews: “A veces me pregunto cómo puede dormir nuestro gobierno cuando tiene a tanta gente hambrienta, muriendo y sufriendo. Están en estado de agonía y sigue durmiendo tranquilamente”.

Los socialistas y coaliciones verdes han pedido un enfoque más flexible que podría dar a los huelguistas una mejor oportunidad de obtener los documentos legales necesarios.

Relacionados

Huelga de hambre de migrantes presiona a gobierno de Bélgica

Bélgica suspende vacuna J&J para menores de 41 años

Bush critica retórica anti-inmigrante de los republicanos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.